Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies




Iniciamos el viaje por el extremo oriental de la costa granadina denominada Costa Tropical. Desde aquí hasta la ciudad de Málaga, el recorrido muestra paisajes variados de una costa siempre irregular.

En el primer tramo del litoral, al pie de la sierra de La Contraviesa, que incide con la provincia de Granada, la carretera discurre paralela a la orilla, bordeando las playas y salvando las estribaciones serranas que dan lugar a un camino a veces levemente accidentado. La Rábita es un buen punto de partida: un antiguo pueblo de pescadores bien protegido por su pequeña fortaleza y rodeado de tierras de cultivo. Poco después, dejando atrás un tramo de costa rocosa, el viajero llegará a La Mamola, otro pueblo marinero dotado de una extensa playa. En Castell de Ferro (a 21 kilómetros de La Rábita) encontrará un pequeño núcleo urbano asentado a los pies de una colina: una torre vigía recuerda aquí, como en muchos otros puntos de la costa, los peligros de la piratería. A partir de estos momentos el viajero se adentra en el sector más turístico de la Costa Tropical. Las playas de Poniente, del Puerto y de las Azucenas forman el litoral de Motril y han dado lugar a una notoria concentración turística. Salobreña se encuentra sólo a siete kilómetros. Situado en las faldas de un cerro coronado por un castillo árabe, el pueblo, de calles empinadísimas y blancas, es una visita inexcusable. Las vistas que domina la vieja fortaleza abarcan la vega del Guadalfeo, cubierta de cañaverales, y se prolongan hasta Sierra Nevada. También dominado por un castillo musulmán, el pueblo de Almuñécar (a 17 kilómetros) es igualmente del máximo interés.



Destinos turísticos


Imprescindíveis