Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies



Tarragona

Localização

Comunidade autónoma:
Cataluña

Província/Ilha:
Tarragona

Tarragona

A orillas del Mediterráneo, en plena Costa Daurada, la antigua Tarraco romana nos ofrece un importante legado monumental entre extensas playas. Su conjunto arqueológico, Patrimonio de la Humanidad, es uno de los puntos de interés de esta ciudad catalana. Desde aquí se pueden realizar innumerables excursiones, como la que llevará al visitante a conocer uno de los monasterios cistercienses mejor conservados y también declarado Patrimonio de la Humanidad: el monasterio de Poblet. Propuesta cultural que se suma a la que posibilita un litoral a orillas del mar Mediterráneo: villas marineras, sabrosos pescados y mariscos, e infinidad de deportes náuticos.

Ler mais

Tarragona, capital de la Hispania Citerior durante el Imperio romano, conserva numerosas construcciones de este periodo. Las murallas que rodean el casco histórico fueron levantadas en el siglo III a. C., aunque fueron reformadas en la época medieval. Al lado del mar se levantan las gradas del anfiteatro romano que, en su día (s. II), tenía capacidad para más de 12.000 personas. En estas instalaciones se asistía a combates entre gladiadores y fieras. La antigua Tarraco también contaba con teatro y circo. El teatro, fuera del recinto amurallado y en el actual Paseo Arqueológico, aprovechaba el desnivel de este área para asentar la gradería. Alrededor de la plaça de la Font, se conservan las bóvedas que sostenían la cavea (gradas) del circo, recinto en el que se corrían carreras de cuadrigas. La Tarragona Medieval El casco histórico de la ciudad se despliega entre el mar Mediterráneo y las antiguas murallas. En este trazado se encuentra la Catedral de Santa María, una construcción levantada sobre un templo romano dedicado a Júpiter y una mezquita musulmana. Portadas románicas, cubiertas de crucería gótica y claustros de origen románico, nos muestran la transición de un estilo a otro. También pertenecientes a la Edad Media son las arcadas de la calle Mercería, aunque la que se considera la vía principal de la Tarragona medieval es la calle de Çavallers. En esta zona central de la ciudad destacan las Casas del Degà, dels Concilis, de la Ciutat... Al otro lado de la Rambla Vella se encuentra el trazado racionalista de Tarragona, con su Rambla Nova, que llega hasta el Paseo de las Palmeras y el Balcón del Mediterráneo. Desde aquí se tiene una de las mejores vistas sobre el mar y la playa de El Miracle. Entre los edificios modernistas de la antigua Tarraco podemos visitar la torre y tribuna de la Casa Ripoll, la construcción de hierro del Mercado Central o la capilla del Colegio Jesús i María, en cuya realización intervino Antonio Gaudí, el mayor representante del Modernismo español. La ciudad de Tarragona también posee una de las mayores necrópolis paleocristianas de Occidente. La decoración de ataúdes de madera, losas, sarcófagos y mausoleos nos acercan al arte de los primeros cristianos. No hay que olvidar que la capital de la Costa Daurada posee uno de los puertos más importantes del “Mare Nostrum”. Una buena opción para degustar el marisco y el pescado típicos de la zona es dirigirnos a El Serrallo, el barrio pesquero de la ciudad. Los langostinos de San Carlos de la Rápita, los crustáceos de Cambrils o las angulas del Delta del Ebro son algunos de los productos costeros que nos brinda la mesa tarraconense. Las hortalizas del interior se acompañan con salsa romesco (elaborada con pimientos rojos secos, tomates y almendras), mientras que los guisos combinan las materias primas de la zona. El pataco (guiso de caracoles, patatas, atún, almendras, ajo y perejil), las albóndigas de bacalao, o el arroz negro con sepia son algunas posibilidades. Los postres tienen como principal ingrediente la almendra y el limón. Los extensos viñedos de la provincia dan origen a cinco interesantes denominaciones de origen: Tarragona, Conca de Barberá, Penedés, Priorato y Terra Alta. Rutas por la provincia La situación de Tarragona, en plena Costa Daurada, nos invita a recorrer un litoral de aguas tranquilas y poco profundas, ideal para disfrutar con los más pequeños, y de unas excelentes playas de tono dorado. Localidades como Calafell, Torredembarra o Altafulla combinan construcciones históricas con una gran cantidad de ofertas vacacionales a orillas del Mediterráneo. Enclaves como Salou, Cambrils y el Parque Natural del Delta del Ebro, a orillas de aguas transparentes, nos ofrecen el parque temático de Port Aventura, una afamada tradición gastronómica y bellos espacios protegidos. Podemos visitar también el poblado ibérico Moleta del Remei, declarado monumento histórico-artístico, situado en el municipio de Les Cases d’Alcanar. Además, a la oferta cultural hay que sumar la posibilidad de practicar multitud de deportes de bajo impacto medioambiental y actividades náuticas de cualquier tipo. El interior de la provincia nos depara el importante conjunto monumental formado por los edificios modernistas de la plaza de Prim y la Casa Navàs de Reus. Declarado conjunto histórico-artístico por su arquitectura medieval, renacentista, barroca y modernista, Tortosa es otra localidad que hay que visitar. Su Parador de Turismo, el castillo de Zuda (o Suda), es Monumento Nacional y una opción excepcional para alojarse en la fértil vega del Ebro. Por su parte, la Ruta de los Monasterios del Císter, nos llevará a conocer en la provincia de Tarragona los monasterios de Santes Creus y de Poblet, este último declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Podemos continuar este singular recorrido en tierras de Lleida, en el monasterio de Vallbona de les Monges. La Costa Daurada también ofrece al viajero la posibilidad de profundizar en el proceso de elaboración de los vinos y cavas de la zona. En El Pinell de Brai, Falset, Gandesa, L’Espluga de Francolí y en Sarral se pueden visitar bodegas modernistas, algunas de ellas construidas por César Martinell. Una buena manera de conocer la integración del arte en la vida cotidiana.

Fechar




Imprescindíveis



Mapa/Localização