Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies



Fuegos artificiales

Fiestas populares para todos los gustos

España destaca por su riqueza multicultural, aspecto que se traslada a todos los ámbitos de la vida social. En este sentido, la diversidad de las manifestaciones festivas se extiende por todo el territorio.

Las fiestas populares y las tradiciones españolas tienen un origen inequívocamente religioso. Matiz que se plasma en todas las expresiones del folclore, que combinan el fervor religioso con diversos actos paganos y lúdicos. La diversidad cultural del país propicia que, de norte a sur, las manifestaciones festivas sean muy distintas y, sin embargo, al tiempo convivan con celebraciones comunes en todo el conjunto territorial. El año, en España, se inicia con las tradicionales campanadas de la Puerta del Sol en Madrid, que reúne en la capital y en todos los puntos de la geografía española a miles de personas para celebrar la entrada del año nuevo, acompañando cada campanada con un grano de uva. Sin embargo, una de las celebraciones tradicionales más relevantes en toda España es la Semana Santa. Esta fiesta se celebra a finales de marzo o en abril y destaca por sus coloristas y popularmente sentidas procesiones. Por otra parte, el mayor número de fiestas se celebran durante los meses estivales, desde junio hasta septiembre, según la zona geográfica, ya que se combinan aspectos religiosos y socio-económicos. En gran parte de la geografía española también se celebran distintas fiestas a finales del verano (finales de agosto y principios de septiembre) por la tradición histórica de hacerlas coincidir con la recolección de las cosechas (especialmente la vendimia). Además, cada zona del país tiene sus fiestas específicas. Entre otras, destacan los Sanfermines en Pamplona, Sant Jordi y la Mercé en Barcelona, las Fallas en Valencia, la Fiesta de la Reconquista en Granada, la Feria de Abril en Sevilla o las Fiestas de San Isidro y la Verbena de La Paloma en Madrid. Pero éstas son tan sólo un ejemplo de las miles de celebraciones festivas que se distribuyen por toda la geografía española a lo largo de casi todo el año.