Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






Localización

Comunidad autónoma:
Castilla-La Mancha

Provincia/Isla:
Ciudad Real

Ciudad Real


Venga a Castilla-La Mancha, en el centro de España, y descubra un espacio natural muy singular: el Valle de Alcudia. En este gran bosque mediterráneo hay yacimientos arqueológicos, multitud de especies animales, pinturas rupestres, aguas termales, lagunas, ríos, senderos... Así es este paraje que Miguel de Cervantes inmortalizó en su novela Don Quijote de la Mancha.

El Valle de Alcudia se extiende al suroeste de la provincia de Ciudad Real, en Castilla-La Mancha. Una manera rápida y cómoda de llegar hasta aquí es mediante el tren de Alta Velocidad (AVE), que une Puertollano, ciudad que es la puerta de entrada al valle, con Madrid en sólo una hora. En cualquier caso, lo mejor para desplazarse de un lugar a otro y conocer a fondo la zona es el coche. Si no dispone de vehículo propio, puede alquilarlo en la propia estación del AVE de Puertollano. En pocos kilómetros va a encontrar algunos de los paisajes más hermosos de esta región del interior de España. Aquí le esperan bosques de encinas, alcornoques, jaras y robles, árboles en ocasiones centenarios. Pero también cultivos de olivares e incluso estrechas gargantas excavadas por ríos y arroyos en Sierra Madrona, que sirven de refugio a animales en peligro de extinción como el lince ibérico y el lobo, y a águilas, buitres, corzos, jabalíes…

La riqueza natural de este enclave de La Mancha es extraordinaria. Se dará cuenta cuando se adentre por sus caminos, ideales para recorrerlos a pie, a caballo o en bicicleta de montaña. Se trata, además, de una zona con grandes posibilidades para los amantes de otros deportes como la caza, la pesca, la escalada e incluso el piragüismo y la vela, en embalses como el de Montoro.

Mucho más que naturaleza

El Valle de Alcudia es, también, arte e historia, siempre en pleno contacto con la naturaleza. No se pierda los yacimientos paleolíticos de la laguna de Retamar, en Almodóvar del Campo; las ruinas íbero-romanas de La Bienvenida, uno de los conjuntos arqueológicos más importantes de la provincia; las pinturas rupestres de las cuevas de Peña Escrita y la Batanera; antiguas explotaciones romanas como la de Minas Diógenes, y numerosas fortalezas, castillos, templos y conventos dispersos por los pequeños pueblos que integran este lugar. Le recomendamos también que visite el Balneario Termal de Fuencaliente, un magnífico escenario para evadirse, en cuyo entorno abundan los saltos de agua y las cascadas.

Como ve, naturaleza, ocio y cultura se unen en el Valle de Alcudia, una zona que ya retrató hace cinco siglos el escritor Miguel de Cervantes en su novela más universal, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Lugares como la Fuente del Alcornoque, el Arroyo de los Batanes, la aldea de Tirteafuera, las pinturas prehistóricas de Peña Escrita y Almodóvar del Campo son algunos de los sitios que recorrieron el inmortal caballero andante y su fiel Sancho Panza en busca de aventuras.

Así que ya lo sabe: vístase con ropa cómoda, no olvide la cámara de fotos, y dispóngase a conocer un territorio fascinante.





Imprescindibles