Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Tarjetas turísticas, una forma distinta de ver la ciudad



¿Piensas realizar una escapada a algún destino urbano de España? ¿Estás planeando unas vacaciones para conocer algunas de nuestras ciudades? Si quieres aprovechar al máximo tu visita, te aconsejamos adquirir una tarjeta turística. En tu próximo viaje cambia la forma de ver las cosas. Aplica la regla de “más es menos”: más posibilidades, menos desembolso. Con los abonos turísticos, descubre cada ciudad de una forma más práctica y sencilla.

Muchos destinos de España tienen su propia tarjeta turística con la que se puede acceder a un amplio catálogo de servicios y descuentos. Con ellas podrás utilizar el transporte público todas las veces que quieras, entrar a un museo e incluso acudir a un espectáculo o irte de compras pagando menos de lo habitual.

Si estás planeando viajar a alguna de nuestras ciudades, adquirir una tarjeta turística puede ser una opción interesante. Cada tarjeta tiene sus propias características, tanto en descuentos como en periodo de validez, por lo que su precio varía entre los 8 y los 60 euros. Te recomendamos preguntar en las oficinas de turismo, o bien en los puntos de venta adheridos, con el fin de encontrar la tarjeta que mejor se adapte a tus necesidades. Una vez que te hagas con ella, además de entregarte un plano de la ciudad, se te facilitará una guía con los monumentos, museos o restaurantes en los que puedes utilizarla. También se puede comprar con antelación a través de Internet.

¿Quieres saber algunas de las ventajas de los diferentes abonos turísticos?. Aquí te damos alguna pista. Por ejemplo, en Córdoba podrás acceder libremente, entre otros, a todos los monumentos y museos de la ciudad. En Granada te permitirá disfrutar de la entrada -previa reserva- a los Palacios Nazaríes de la Alhambra. En esta línea, con la tarjeta turística de Sevilla podrás visitar la Giralda, y contemplar desde allí unas fantásticas vistas. Otras opciones que se facilitan son las siguientes: en Salamanca conocer su Catedral Vieja, y en Zaragoza hacer un recorrido guiado por sus calles.

Pero ahí no queda todo. ¿Qué te parece visitar la Lonja de la Seda de Valencia; el Museo Picasso de Barcelona o disfrutar de un viaje a bordo del Compostela Visión, un autobús para recorrer los lugares más emblemáticos de Santiago de Compostela? . Tres actividades por la mitad del precio habitual tras hacerse con los abonos turísticos de cada una de estas ciudades. Otro ejemplo, en Barcelona encontrarás la Barcelona Night Card, con la que podrás entrar a los locales de moda en la noche barcelonesa durante una semana.

También tus cenas le saldrán a un precio más asequible. Por ejemplo, en los restaurantes de Bilbao –en los establecimientos adheridos a la tarjeta turística de esta ciudad- te ahorrarás entre un 5% y un 10% del importe.

Durante tu visita a Madrid y si viajas con niños, conviene saber que los más pequeños tienen su propia tarjeta. Ésta les permitirá beneficiarse de descuentos en lugares como el zoo o el parque de atracciones.

Ventajas y ahorro van de la mano. En tu destino, una tarjeta turística estará esperándole para hacer tu visita lo más grata posible.





Imprescindibles