Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






Localización

Comunidad autónoma:
Canarias

Provincia/Isla:
Gran Canaria

Gran Canaria


Adéntrese por caminos serpenteantes, atraviese grandes barrancos, ascienda a cimas desde donde contemplar paisajes a vista de pájaro, recorra parajes volcánicos, admire increíbles cascadas y caídas de agua… Conozca el impresionante patrimonio natural de Gran Canaria, isla que cuenta con una gran parte de su territorio declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Gran Canaria , una de las islas que componen el archipiélago de las Canarias, es un paraíso para el senderismo. Reconocida internacionalmente por su excelente oferta en sol y playa, en esta ocasión le proponemos descubrir una faceta diferente de la isla: su naturaleza. Atravesar a pie sus caminos es la mejor manera de hacerlo. En este enclave del océano Atlántico casi el 43 por ciento de su territorio está protegido y cuenta además, con 32 espacios ecológicos de protección especial. Disfrute de todas las posibilidades que le ofrece este lugar llamado el "continente en miniatura", gracias a su riqueza paisajística y a sus distintos microclimas. Cálcese las botas y láncese a la aventura.

Cualquier momento del año es bueno para venir a Gran Canaria, aunque la primavera es la época idónea para el senderismo. En estos meses el riesgo de lluvia es muy bajo y la temperatura es excelente. Además, va a encontrar unos cielos despejados y casi transparentes, y unos hermosos paisajes en los que abundan las flores. Antes de emprender el camino, infórmese de las previsiones meteorológicas y seleccione bien qué ruta quiere hacer. Esto es importante ya que, pese a que las distancias son relativamente cortas, el relieve de la isla es muy accidentado y complejo. Así, en pocos kilómetros, es posible experimentar cambios bruscos de temperatura, de humedad y de sol. Por eso, lo mejor es que acuda a la oficina de turismo de la localidad en que se encuentre, donde le orientarán.

Y es que Gran Canaria es una isla de contrastes. El norte es de suelos extensos, sendas con pendientes poco acentuadas y paisajes bastante llanos, ideales para marchas suaves. Mientras, a partir del centro y en el sur, emergen los grandes macizos montañosos, los barrancos profundos como los del Parque Natural del Macizo del Suroeste, los parajes rocosos y las impresionantes calderas como la que forma el Parque Natural de Cuenca de Tejeda, así como rincones en los que la flora y la fauna endémica adquieren un protagonismo especial, como sucede en el Parque Natural de Ojeda, Inagua y Pajonales, donde se halla uno de los mayores pinares de las Canarias.

En esta zona de la isla, los trayectos suelen ser exigentes, llenos de constantes serpenteos y con importantes desniveles que van desde laderas empinadas a barrancos profundos. En cualquier caso, la red de senderos es muy amplia y está adaptada a todos los niveles: antiguos caminos reales recuperados que forman parte del patrimonio histórico de Gran Canaria, sencillas pistas forestales, veredas reservadas para expertos… Sendas, eso sí, siempre integradas en su entorno y que respetan el medioambiente. Simplemente es cuestión de elegir la que mejor se adapta a sus condiciones y necesidades.

Como siempre, es bueno que siga una serie de recomendaciones a la hora de salir de excursión: use unas botas de montaña sólidas, impermeables y de buena sujeción a los tobillos; vista prendas largas; meta una cantimplora en la mochila, así como los bastones telescópicos; evite caminar en las horas de más calor y con mal tiempo; no se salga nunca de la senda principal y evite atajos; utilice gorro; no se olvide del chubasquero sobre todo en abril y mayo, y protéjase con crema solar y labial.

Prepárese para descubrir volcanes, cascadas de nubes, rocas de formas caprichosas, una flora y fauna de una riqueza extraordinaria, cascadas, miradores, manantiales de agua… Y tome su cámara de fotos para inmortalizar algunas de las estampas más bellas que pueda llegar a imaginarse en una isla mágica como es Gran Canaria.





Imprescindibles