Localización

Lugo


Lugo la conocerás mientras te diviertes con los tuyos porque lo harás con visitas teatralizadas por el casco viejo y navegando por su río en catamarán. Por eso el mejor momento para visitarla es durante los meses de julio, agosto y septiembre, cuando el sol anima a estar en la calle y los pequeños disfrutan más con las actividades al aire libre. Podrás descubrirles la muralla como si de una aventura se tratara o animarlos a aprender sobre las aves en el Centro de Interpretación de Avifauna o sobre animales procedentes de todo el mundo en Marcelle Naturaleza, un gran parque con los pequeños y la fauna como protagonistas.




Imprescindibles