Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






Localización

Comunidad autónoma:
Canarias

Canarias


A menos de cuatro horas de vuelo de las principales capitales europeas podemos disfrutar de aguas cristalinas, inmensas y paradisíacas playas de arena blanca y una temperatura siempre primaveral. Las "Islas Afortunadas" le esperan para que goce de todo ello en cualquier época del año. Todo está especialmente pensado para agradarle. Olvídese del frío y acérquese a Canarias: le esperamos con los brazos abiertos.

Visitar las Islas Canarias le hará adentrarse en un mundo mágico, marcado por los prodigios de la naturaleza. Temperaturas que rondan los 22 grados durante todo el año le harán disfrutar de sus magníficas infraestructuras turísticas. Hoteles, urbanizaciones, parques acuáticos e instalaciones náuticas recorren sus 1.500 kilómetros de costa, ofreciéndole una oferta de ocio extensa y variada. Siete islas muy diferentes en paisajes y ambientes pero que coinciden en la calidad de sus playas -muchas de ellas distinguidas con la Bandera Azul de la UE- y en la presencia de un clima sin concesiones al mal tiempo. Grandes arenales, calas y acantilados se suceden ofertando al visitante todo lo necesario para disfrutar de unos días de descanso al borde del Atlántico.

Playas para todos los gustos

Fuerteventura posee las playas más extensas de todo el archipiélago. Aguas aturquesadas delimitan kilómetros de arenas blancas que se conservan en su mayoría vírgenes y desiertas. Por su parte, Lanzarote es la tierra de los contrastes cromáticos. Calas entre acantilados dan la oportunidad de practicar el nudismo, mientras que los arenales negros son únicos en su especie. Se hace necesario arribar a Gran Canaria y disfrutar de las propuestas de parajes tan bellos como las dunas de Maspalomas, el puerto pesquero de Mogán o los acantilados del Andén Verde.

Es al sur de Tenerife donde se extienden sus amplios arenales, de aguas tranquilas, aptos para toda la familia. Lugares como Las Américas, Los Cristianos, Los Gigantes o la Costa del Silencio son conocidos internacionalmente por la calidez de sus temperaturas y de sus gentes. Asimismo, El Hierro, La Palma y La Gomera se abren al océano con costas más escarpadas y playas oscuras. Puertos pesqueros y pequeñas calas en las que en ocasiones se forman piscinas naturales son sus signos distintivos.

La generosidad de la naturaleza canaria ha dotado al archipiélago, además de con un clima subtropical y un paisaje volcánico, con excelentes condiciones para los deportes náuticos. Así, las costas canarias cuentan con las más novedosas instalaciones náuticas y puertos deportivos para la práctica de vela, esquí acuático, canoas, surf... pero es el windsurf uno de los deportes que más entusiastas atrae a las islas durante todo el año. La constante presencia de los vientos alisios y de las suaves temperaturas isleñas hacen que los amantes de esta actividad encuentren aquí un espacio inigualable. El Médano en Tenerife, Jandía en Fuerteventura o Pozo Izquierdo en Gran Canaria se distinguen por sus condiciones excepcionales, siendo, además, escenarios de campeonatos mundiales de windsurf.

Los que llegan hasta las islas para disfrutar del sol y la playa verán que el Atlántico les depara muchas más sorpresas. Entre ellas, los maravillosos fondos oceánicos de origen volcánico del archipiélago. Aquí, el buceo y el submarinismo congregan a numerosos aficionados, que se sumergen en las aguas isleñas para disfrutar de cuevas, acantilados y grietas submarinas imposibles de encontrar en otros lugares.

Cultura y Naturaleza

Pero, sean cuales sean los intereses de ocio que atraigan el viajero, no puede olvidarse que las Islas Canarias poseen un increíble patrimonio histórico y cultural. Se trata de una tierra mestiza que sirvió de escala hacia la conquista de América. Sus ciudades ahondan en las raíces de la civilización guanche (los antiguos pobladores de la isla), amalgaman además influencias andaluzas, portuguesas, americanas -como San Cristóbal de La Laguna (Tenerife), declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO-, y reúnen abundantes construcciones coloniales en sus cascos históricos. El maravilloso legado artístico que dejó César Manrique en la isla de Lanzarote también concita gran interés por parte de los visitantes: los Jameos del Agua, el Mirador del Río o el Jardín del Cactus son algunas visitas inexcusables.

Para los amantes de la Naturaleza, numerosos senderos recorren los principales espacios protegidos, como los parques nacionales de Cañadas del Teide (Tenerife), Timanfaya (Lanzarote), Caldera de Taburiente (La Palma) y Garajonay (La Gomera). Recorridos que nos conducirán a bosques de laurisilva (reliquia botánica de la era terciaria), hitos volcánicos y mares de nubes a 2.000 metros de altitud. Sin olvidar que las islas de El Hierro, Lanzarote y La Palma son Reservas de la Biosfera y que la isla de La Gomera ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Un alojamiento para cada viajero

Y si la variedad de paisajes e imágenes atraen cada año a miles de visitantes, su oferta hotelera confirma el ideal de destino soñado. Hoteles de lujo, urbanizaciones, casas rurales o Paradores de Turismo se acomodan a los distintos intereses de los viajeros.

Quienes buscan días de sol y noches bulliciosas pueden elegir entre las numerosas urbanizaciones que se extienden por la línea costera. Se trata de complejos turísticos donde todas las comodidades y servicios se ponen al servicio del viajero. Magníficas playas aptas para el descanso o las más diversas actividades, tienen su continuación en restaurantes, bares, discotecas, cines o tiendas cuando el día termina. Pero Canarias también tiene reservados parajes espectaculares para los que quieren alejarse de los centros urbanos y los núcleos turísticos. En los últimos años ha crecido el turismo rural, asociado al disfrute de los espacios protegidos y que no olvida la calidad de las aguas y costas canarias. Dentro del turismo de calidad, la Red de Paradores ofrece en las islas cinco magníficos establecimientos: construcciones modernas, de fuerte sabor isleño, donde el paisaje y la tranquilidad son los principales protagonistas.

Muchos de estos alojamientos cuentan en sus cercanías con campos de golf en los que el viajero podrá jugar en cualquier época del año. Sus recorridos, realizados por diseñadores de prestigio internacional, se han mimado tanto como el entorno y la conservación medioambiental. Golfistas consumados y novatos disfrutarán de estas instalaciones integradas en el paisaje canario.

Planes a todas horas

Las posibilidades de ocio son prácticamente infinitas, con especial variedad en las urbanizaciones turísticas y los núcleos urbanos. Parques acuáticos, zoológicos, circuitos de karts, safaris en camello o parques de atracciones son algunas de las sugerencias. La agenda cultural propone cines, teatros, exposiciones o conciertos. Festivales de todo tipo inundan la cartelera con citas tan emblemáticas como el Festival Womad Canarias o el Festivalito-Festival Internacional de Cine Digital Isla de La Palma. Sin olvidar las fiestas populares -algunas de ellas de interés turístico internacional como los Carnavales de Santa Cruz de Tenerife-, que sumergirán al viajero en un auténtico oasis de color, baile, diversión y, sobre todo, la alegría del pueblo canario.

Una alegría que se manifiesta también en la exquisita gastronomía isleña: cocidos, fritos o a la plancha, los pescados del Atlántico ganan en matices acompañados de papas arrugadas y mojo verde. El recetario tradicional prepara también sabrosos platos como el gofio, el conejo al salmorejo, los erizos de mar o el potaje de berros. Nueve denominaciones de origen hablan de la calidad de sus vinos, con los que debemos acompañar cualquier degustación. Y dos más, de quesos (Palmero y Majorero), avalan la calidad de sus productos artesanos.

Las compras es otro apartado en el que las islas llaman la atención. El antiguo puerto franco de Las Palmas de Gran Canaria atrajo a multitud de comerciantes que ofrecían mercancías de cualquier parte del mundo. A pesar de que este especial trato fiscal ha desaparecido, Canarias sigue ofertando productos electrónicos de gran calidad a precios inferiores a los de la Unión Europea.

Conectada con el mundo

Y todo este mundo lleno de sensaciones se encuentra a pocas horas de vuelo de las grandes ciudades europeas. El sistema aeroportuario del archipiélago cuenta con ocho aeropuertos repartidos por todas las islas. La comunicación está asegurada con más de 85 países de los cinco continentes desde Gran Canaria, y con más de un centenar desde las instalaciones de Tenerife Sur. Los aeropuertos, además, se encuentran estratégicamente ubicados en las cercanías de las zonas turísticas y de las capitales de las islas. Todos los núcleos turísticos poseen envidiables accesos, aunque no hay que olvidar que la intrincada orografía isleña nos llevará también a circular por montaña y alta montaña. En algunos casos, el viaje entre islas se puede realizar en barco: agradables trayectos por aguas oceánicas que nos darán una perspectiva diferente de los contornos y perfiles de la geografía canaria.

Así de cerca, así de fácil y así de maravilloso. Venga a vivir en Canarias 365 días de primavera: sol, playa, diversión... Todo está dispuesto para hacer de su viaje una experiencia inolvidable que, sin duda, querrá repetir.





Imprescindibles