Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies





Érase una vez, hace 150 millones de años, unas enormes criaturas llamadas dinosaurios dominaban la Tierra... Podría ser un cuento o una película de ciencia ficción, pero ocurrió en realidad. España es una referencia mundial en paleontología y ahora, como si fuera un juego, usted también podrá averiguar cuáles eran los hábitos de aquellos fabulosos animales. Prepárese, porque ésta es una gran aventura para vivir en familia.

Desde siempre, niños y adultos se han sentido fascinados por la historia de los dinosaurios y su misteriosa desaparición. Un enigma que los científicos siguen intentando desentrañar a través de los restos que se descubren. Los yacimientos de icnitas (huellas fósiles) que hay en España se sitúan entre los más importantes a nivel internacional por la cantidad, calidad y variedad de rastros que se pueden encontrar. En ellos hallará representados casi todos los tipos y tamaños de animales, pisadas que han servido para describir por primera vez alguna especie o marcas que raramente se ven en otros sitios. Deje que su hijo se convierta en un intrépido paleontólogo y acompáñele en este apasionante viaje hacia la Prehistoria: las rutas de los dinosaurios de España.

Siguiendo la pista

Hay muchos yacimientos en España que tienen fácil acceso, a pie o por carretera, y están muy bien acondicionados para su visita: perfectamente señalizados, con paneles explicativos a lo largo del recorrido que ayudan a comprender lo que se está viendo e, incluso, con reproducciones de dinosaurios a tamaño real. Conviene saber que suelen estar en campo abierto y que se puede contratar los servicios de guías especializados.

Lo mejor es acudir primero a los centros de información o aulas paleontológicas que, normalmente, están situados en localidades cercanas. De una manera amena y didáctica, a través de audiovisuales, maquetas y fósiles, le introducirán en el mundo de los dinosaurios y su forma de vida, le orientarán sobre los restos que va a encontrar y su importancia, y además, le informarán sobre las visitas guiadas. Después, en los yacimientos se divertirá con sus hijos investigando y comprobando todo lo que le han contado.

En ruta con los dinosaurios

La Rioja , Soria, Asturias o Teruel son lugares donde podrá seguir la senda de estos formidables saurios. Los niños se lo pasarán en grande jugando a ver quien es el primero en descubrir una determinada huella, o intentando caminar como ellos para aprender así cuales eran sus movimientos.

En la parte norte de España, en La Rioja, a 72 kilómetros de Logroño, hallará la localidad de Enciso: su Centro Paleontológico le invitará a conocer con detalle los 40 yacimientos que hay repartidos por la zona. Entre ellos, el de Valdecillo, uno de los más sencillos de interpretar; el de Conargo, donde parece que los dinosaurios acabaran de pasar por la calidad de las icnitas; o el de la Era del Peladillo, en Igea, que por número de rastros se trata del primer yacimiento de Europa y el tercero del mundo. En Igea, además, podrá visitar el Centro de Interpretación Paleontológica de La Rioja.

Muy cerca, en Soria, también podrá averiguar las costumbres de estas criaturas a través del Aula Paleontológica de Villar del Río y los yacimientos cercanos. Más al norte, en Asturias, la franja costera que cubre las localidades de Villaviciosa, Colunga y Ribadesella compone otra famosa ruta. En ella puede contemplar huellas como las de la playa de La Griega, situadas entre las más grandes del planeta. En Colunga no olvide pasar por el Museo Jurásico de Asturias (MUJA), que le llamará la atención por su singular forma de icnita. Y si decide ir a la ciudad de Teruel, tras una visita al yacimiento próximo de Galve, acérquese con sus hijos hasta el parque temático de Dinópolis, no se arrepentirá.

Aproveche esta oportunidad: venga a España y regale a los más pequeños este fascinante viaje por el tiempo. Bienvenido al jurásico.





Imprescindibles