Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






Localización

Comunidad autónoma:
Madrid

Provincia/Isla:
Madrid

Madrid


Un día en Madrid da para mucho. Desde para visitar la mayor pinacoteca de España a pasear por jardines y estancias del Palacio Real o degustar una sabrosa gastronomía. Todas son posibilidades para un corto viaje en el que descubrir el centro de Madrid con una ruta por la ciudad.

Sin prisas, porque se está de vacaciones, pero con una jornada bien planeada para aprovechar nuestro día cultural. Empezamos



MAÑANA

MUSEO NACIONAL DEL PRADO: parada imprescindible (aproximadamente 2 horas y media. Horario sugerido: de 9.30 a 12.00 h.) Una buena hora para iniciar la visita sería las 9.30 h. Evitaremos las aglomeraciones y aprovecharemos mejor el tiempo. Nuestro objetivo es ver las obras más importantes en una sola mañana. Si vamos a pasar un día en Madrid, optamos por una visita de dos horas y nos reservamos algo de tiempo para las salas que más nos interesen o las exposiciones temporales. En nuestra ruta por el museo, no pueden faltar las obras cumbre de maestros europeos como El Bosco, Goya, Roger van der Weyden, Fra Angélico, Velázquez, Tintoretto o Rubens.

Ten en cuenta
Es muy recomendable el uso de audioguías, ya que sólo algunos cuadros incluyen descripción en inglés. Puedes contratar un guía privado para la visita. Se encuentran en los accesos y llevan una identificación de la Comunidad de Madrid en el pecho. El acceso para grupos es la puerta de Murillo. Es imprescindible recoger un plano en el puesto de información. Las dos últimas horas de apertura de cada día y las tres últimas del domingo, la entrada es gratuita. El museo cierra los lunes.

REPONER FUERZAS A LA ESPAÑOLA: MOMENTO DEL "PINCHO" La visita la concluiremos alrededor de las 12.00 h, un buen momento para almorzar o tomarse un pincho (pequeña comida que se hace a media mañana). El propio Prado posee una cafetería donde hacerlo, pero en la zona hay otras posibilidades. Por ejemplo, en la Plaza Cánovas del Castillo hay locales con terrazas con vistas a la fuente de Neptuno. Además, si continuamos unos metros por la acera contraria al Museo del Prado, llegamos al Museo Thyssen – Bornemisza, con un conocido restaurante que cuenta con una terraza perfecta para los días soleados. Buenas propuestas para abrir boca son las tapas de tortilla española, patatas bravas o alioli, jamón ibérico, croquetas, calamares o boquerones en vinagre. En Madrid es típico acompañarlas de una “caña de cerveza” o un “chato de vino".

MEDIODÍA

PASEO HASTA LA PUERTA DEL SOL Las ciudades se conocen por sus calles, por lo que es una buena idea aprovechar la cercanía de la Puerta del Sol para dar un paseo de aproximadamente una hora por parte del conocido como el Madrid de los Borbones. Frente a la fuente de Neptuno, encontraremos un punto de información turística. En él, podremos recoger un plano del casco antiguo de Madrid. Avanzamos por el Paseo del Prado en dirección opuesta al Museo del Prado y por su acera. En el camino, encontraremos algunos edificios singulares. Primero aparece a la derecha la Bolsa de Madrid. Después, la plaza de la Lealtad y el Museo Naval junto al Cuartel General de la Armada. Llegamos hasta la fuente de Cibeles, un lugar perfecto para sacar la cámara de fotos del bolsillo. Entre las estampas preferidas, la fuente con el Palacio de Cibeles al fondo; el Palacio de Linares y el Banco de España. Un poco más alejado pero con una buena perspectiva para la foto, se sitúa a la derecha la Puerta de Alcalá y a la izquierda la conocida calle de Gran Vía. Continuamos por la calle Alcalá, por la acera del Banco de España y vemos enfrente el edificio del Instituto Cervantes. Seguimos hasta girar en la calle Marqués de Cubas, que termina junto a la plaza de las Cortes, frente al Congreso. Si caminamos por la Carrera de San Jerónimo, en pocos minutos llegamos a la Puerta del Sol, visita obligada. Por cierto, no hay que extrañarse si vemos a un grupo de personas mirando el suelo bajo el reloj de la Puerta del Sol, buscan el Km. 0 COMIDA TIPICA DE MADRID Son aproximadamente las 13.30 horas, momento perfecto para la comida y nos encontramos en una zona inmejorable para ello. Son muchos los locales con gastronomía típica que hay por los alrededores de la Puerta del Sol. Las tabernas abundan en calles como Tetuán, Carmen, Carretas, Victoria, de la Cruz o Mayor, entre otras. Para disfrutar como se merece de la gastronomía autóctona, podemos tomar un aperitivo previo y acompañarlo de “vermú de grifo” para beber. Después, para comer, prueba con platos como el cocido madrileño, los callos o el besugo al horno. Para beber, sangría, la “caña” o un buen vino. Una recomendación, dejamos el postre para otro local y nos tomamos un café en la Plaza Mayor, a la que llegamos por la calle Mayor. Si el sol nos acompaña, será una oportunidad perfecta para conocer la plaza tranquilamente.

TARDE

ATARDECER ENTRE REYES Tras la comida, conoceremos el Palacio Real de Madrid y sus imponentes alrededores. Sobre las 16.00 h, llegaremos a la primera parada a través de la calle Mayor, en un recorrido de menos de diez minutos en el que nos cruzaremos con la Plaza de la Villa. Ten en cuenta en el Palacio Real Es conveniente llegar como mínimo unos 45 minutos antes del cierre. Una vez se accede, se puede completar la visita hasta 45 minutos después del cierre de puertas. La visita tiene una duración aproximada de 1 hora y media. Las visitas guiadas sólo se realizan a las estancias reales y en grupo (máximo 30 personas) El Relevo solemne de la Guardia Real se hace cada primer miércoles de mes a las 12.00 h. en el interior del Palacio. El resto de miércoles se realiza el Relevo de la Guardia Real en la Puerta del Príncipe entre las 11.00 y las 14.00 h. Las audioguías incluyen explicaciones de las estancias reales, la Real Armería y la Farmacia. Las descripciones de los elementos expuestos están en inglés y castellano. PLAZA DE ORIENTE Y JARDINES DEL PALACIO REAL La visita al Palacio Real la concluiremos cerca de las 18.00 h. Una buena hora para pasear y relajarnos por unos alrededores especialmente bellos y que incluyen los Jardines de Sabatini, el Campo del Moro, la Plaza de Oriente, el Teatro Real y la Catedral de la Almudena. Para descansar, podemos hacer una pausa en cualquiera de los bares de la Plaza de Oriente, desde los que admiraremos el Palacio. Ten en cuenta La puesta de sol es un momento perfecto para visitar esta zona paseando por la calle Bailén y la Plaza de Oriente. Las panorámicas más bonitas del Palacio Real se obtienen desde el Campo del Moro y los Jardines de Sabatini. La Almudena se aprecia mejor desde el Jardín de las Vistillas (avanzando unos pocos metros desde la Catedral por la calle Bailén en dirección opuesta al Palacio) o desde la calle Rebeque o calle del Factor.

NOCHE

A estas horas nos apetece un plan más relajado como hacer unas compras de recuerdo de la ciudad y disfrutar de una tranquila cena por el centro. Una buena zona para comprar recuerdos la encontraremos por la calle Arenal y sus alrededores, incluida la Plaza Mayor y la Puerta del Sol. La primera es completamente peatonal y a estas horas (alrededor de las 20.00 h) tendrá un gran ambiente. CENA DE TAPAS Y ESPECTÁCULO Cerca de donde nos encontramos está una de las principales áreas para ir de tapas por Madrid. Podemos llegar cruzando la Plaza Mayor y tomando como salida la calle de Cuchilleros. A partir de ahí, por calles como Nuncio, Segovia y, principalmente, Cava Baja y Cava Alta nos encontraremos con restaurantes de toda clase de cocina y, sobre todo, múltiples tabernas donde degustar ricas tapas. Destacan por su forma artesanal de hacer las cosas, que les ha permitido sobrevivir varias generaciones sin modificar su aspecto. Para terminar el día cultural por Madrid, la mejor propuesta es tomarnos unas copas mientras disfrutamos de un espectáculo en directo. Hay muchos lugares en Madrid donde hacerlo. Por ejemplo, los espectáculos flamencos son conocidos en locales como el Café de Chinitas o el Corral de la Morería, pero hay otros muchos que ofrecen música en directo. Sobre la hora de vuelta al hotel, mejor no hacemos recomendaciones, porque Madrid tiene tantas opciones que permite que cada uno pueda elegir a qué hora acaba la noche.




Imprescindibles