Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Asturias, golf entre el mar y la montaña




Localización

Comunidad autónoma:
Asturias

Asturias


Existe un lugar donde practicar el golf en un entorno natural de excepción, con unos campos adaptados a todos los niveles, integrados en paisajes espectaculares y a pocos kilómetros de distancia unos de otros. Se trata de Asturias, una región en la que confluyen el mar y la montaña, y que ofrece numerosas alternativas al visitante.

Al norte de España, entre el mar Cantábrico y el impresionante Parque Nacional de los Picos de Europa, se encuentra Asturias, una región con numerosos atractivos, entre ellos el golf. En apenas un puñado de localidades se distribuyen numerosos campos, de diferentes dificultades, recorridos y tamaños (los hay de 9 y 18 hoyos). Instalaciones todas ellas perfectamente adaptadas a su entorno natural, en el que tienen cabida playas y montañas de una belleza incomparable, y en donde se respira naturaleza por los cuatro costados.

Cada vez son más quienes llegan hasta Asturias para practicar su deporte favorito. A los parajes diversos y espectaculares se les añaden otros factores, como la cercanía de los campos; las buenas comunicaciones entre Oviedo y Gijón, donde se sitúan la mayoría de los clubes; las magníficas infraestructuras que se extienden a lo largo de la región, así como la oferta complementaria de ocio y servicios, muchos de ellos relacionados con actividades al aire libre. Sin olvidar que las instalaciones se ajustan a todos los niveles y necesidades de los jugadores, que encontrarán en ellas zonas de prácticas y escuela. Estas comodidades también alcanzan a pueblos más pequeños y acogedores como Llanes, Ribadesella, Tapia de Casariego y Villaviciosa, en los que el visitante hallará hoyos excelentes en los que disfrutar del golf, con una relación calidad-precio más que aceptable.

Esta diversidad de campos en pocos kilómetros hace que no sean necesarios grandes desplazamientos. Todo son ventajas en una región que ofrece al jugador una variedad de trazados, en los que abundan las especies arbóreas autóctonas, y cuyos recorridos suelen transcurrir entre valles tranquilos y verdes, con hermosas vistas sobre el mar y la montaña. La diversión y el entretenimiento están garantizados en unas instalaciones modernas, en las que se respira un ambiente agradable y tranquilo.

Aún así, Asturias es mucho más que golf. Aquí encontrará un patrimonio histórico artístico de primer orden; delicias gastronómicas; rincones naturales únicos e ideales en los que practicar senderismo o bicicleta, entre otras actividades; ríos caudalosos en los que disfrutar del agua o de la pesca; una costa espectacular, de arenales y acantilados; folclore y diversión en sus pueblos y ciudades… Son muchos los motivos para visitar esta región.





Imprescindibles