Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Localización

Comunidad autónoma:
Castilla-La Mancha

Provincia/Isla:
Toledo

Toledo
Tipo de ruta:
Urbana

La Ciudad de las Tres Culturas

Las diferentes lenguas, razas y religiones que convivían en las calles de Toledo dejaron una profunda huella. Fue ciudad romana, y después capital del Reino visigodo. Más tarde, se erigió en una de las ciudades árabes más importantes de al-Ándalus, y tras la Reconquista cristiana, fue sede y corte de los reyes castellano-leoneses y españoles hasta el siglo XVI, así como de una de las juderías más activas del mundo hebreo. Hoy, su centro histórico está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Leer más

Ofrecemos aquí un breve paseo de un día con el que hacernos una primera idea del patrimonio cultural de la ciudad de Toledo. Se trata de una excursión tradicional, que suelen hacer los visitantes que se desplazan desde la cercana ciudad de Madrid.
El recorrido discurre por el casco antiguo de la ciudad. Un buen punto de partida es la calle del cardenal Tavera. Trescientos metros antes de llegar a una de las entradas históricas al barrio antiguo se encuentra el Hospital de Tavera. Se trata de un gran complejo renacentista (siglo XVI) que alberga el Museo de la Fundación Duque de Lerma.
Entramos en el barrio antiguo a través de dos portales monumentales: la Puerta Nueva de Bisagra (renacentista de mediados siglo XVI) y la Puerta Vieja de Bisagra, la construcción árabe más antigua de la ciudad. Es de estilo califal (siglo IX), con añadidos mudéjares posteriores.
Seguiremos a nuestra derecha por el Paseo de Recaredo, junto a la muralla medieval. En el ángulo que forma al encontrarse con el muro que da al río Tajo se abre la Puerta del Cambrón, también renacentista (siglo XVI). No muy lejos, en la calle Reyes Católicos, se alza la monumental figura del monasterio de San Juan de los Reyes, fundado por dichos reyes en 1476. Es uno de los mejores edificios góticos de estilo isabelino de toda España.
Esta parte del casco antiguo de la ciudad corresponde a la antigua judería, una de las más extensas de España en su tiempo, cuna de la Escuela de Traductores de Toledo, fundada por el rey Alfonso X el Sabio a mediados del siglo XIII. Prueba de ello son los dos siguientes edificios que visitaremos: las sinagogas de Santa María la Blanca (siglo XIII) y del Tránsito (siglo XIV). Ambas son de estilo mudéjar, y fueron transformadas al culto católico en el siglo XV.
Junto a esta última se alza el Museo del Greco, edificio neorrenacentista (1910) que ha sido renovado en el año 2011. A continuación, la iglesia de Santo Tomé, en la calle del mismo nombre, conserva el famoso cuadro del Greco "El Entierro del Conde de Orgaz".
Muy cerca está la plaza de la Catedral Primada, estilizado edificio gótico (siglos XIII-XIV). A continuación, las calles Hombre de Palo y del Comercio nos conducen a la pintoresca plaza de Zocodover, donde estuvo el mercado de la ciudad árabe. Por sus callejas resuena todavía el cruce de los aceros toledanos (Toledo es reconocida por su tradicional artesanía del acero en la fabricación de espadas) y los diálogos teatrales de las piezas dramáticas del Siglo de Oro.
En su entorno, dos visitas imprescindibles. En primer lugar el Alcázar. Fue construido y reformado en diversas ocasiones, y en él trabajaron Juan de Herrera y Alonso de Covarrubias. En segundo lugar, el Hospital de la Santa Cruz, complejo renacentista (siglo XVI) donde dejaron su firma Enrique Egas y el propio Covarrubias.
Cae la tarde y nosotros nos dirigimos al punto de partida. Descendiendo por la Cuesta de las Armas, a nuestro paso contemplaremos la Puerta del Sol, gótico-mudéjar (siglo XIV); la Puerta de Valmardón, de origen árabe, y la Mezquita del Cristo de la Luz. Fundada en 999, en el siglo XII se le añadió un ábside románico-mudéjar al ser convertida al culto cristiano.
Desde aquí, la calle Real del Arrabal nos conduce finalmente a la Puerta Nueva de Bisagra.

Cerrar



Recorrido


Imprescindibles