Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies



Santuario de la Virgen de la Cinta. Huelva

Localización

Comunidad autónoma:
Andalucía

Provincia/Isla:
Huelva

Huelva

En la desembocadura del río Odiel se asienta Huelva, ciudad andaluza de antigua tradición minera y testigo de acontecimientos históricos tan importantes como el descubrimiento de América.

Leer más

Huelva, la más occidental de las capitales andaluzas, fue hace más de 2.500 años centro de la civilización tartesia y destacado enclave mercantil, que mantuvo intensos flujos de intercambio comercial con otros puertos del Mediterráneo oriental. Siglos después, se convertiría en base de fenicios, cartagineses y romanos, aunque fueron éstos últimos quienes comenzaron a explotar los enormes recursos minerales de la zona, actividad que se ha perpetuado a lo largo de los siglos. Con la presencia romana en la zona, la ciudad, denominada Onuba Aestuaria y enclavada en la región de Beturia, cobró gran importancia e incluso llegó a acuñar moneda propia. Durante la época visigoda, la vecina localidad de Niebla (Elepla) cobraría gran importancia civil y militar dentro de la comarca, hasta convertirse en sede episcopal. La llegada de los árabes a Huelva hacia el año 713 supondría una nueva etapa para la ciudad, que pasó a llamarse Welba. A lo largo de este nuevo periodo, la ciudad llegaría a convertirse, durante un tiempo, en reino taifa independiente bajo la dinastía de los Bekries. Sin embargo, no sería hasta la segunda mitad del siglo XIII cuando Huelva y sus alrededores fueron conquistadas por el rey cristiano Alfonso X el Sabio. A mediados del siglo XV, toda la zona pasó a depender del señorío ducal de Medina-Sidonia, situación que se mantendría hasta mediados del XIX. Pero el hecho histórico que, sin duda, más ha marcado a los onubenses es el descubrimiento de América, ya que en 1492 Cristóbal Colón emprendió desde estas tierras el primero de sus viajes al Nuevo Mundo. En el monasterio de la Rábida, a pocos kilómetros de Huelva, Fray Juan Pérez y Fray Antonio de Marchena promovieron los proyectos del viaje de Colón, quien permaneció en este recinto monacal hasta poco antes de su partida. Como recordatorio de aquella época, se erigió en 1929 en la Punta del Sebo el monumento a la Fe Descubridora, uno de los símbolos de la ciudad. Esta gran escultura, obra de la escultora norteamericana Whitney, es un homenaje a la figura de Colón y al importante papel que desempeñó la provincia onubense en el descubrimiento de América. Arquitectura religiosa Uno de los edificios religiosos más importantes de Huelva es la Catedral de la Merced (s. XVIII). El templo nació como iglesia del Convento de la Merced, fundado por el Duque de Medina Sidonia en 1605. La Catedral, que posee planta de tres naves, fue restaurada en el siglo XVIII. Tras su espléndida fachada se esconde un conjunto de capillas y retablos de estilo barroco, además de albergar el panteón de los condes de Niebla. Mientras, el convento, que perdió su función original tras la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX, tuvo diversos usos civiles hasta llegar a la actualidad, en que es sede universitaria. En la parte más antigua del casco urbano se encuentra la iglesia de San Pedro. Este templo fue construido en el siglo XVI en estilo gótico-mudéjar sobre los restos de una antigua mezquita. El edificio consta de tres naves, separadas por arquerías y ábside poligonal. La iglesia de la Concepción, segunda parroquia levantada en la ciudad, data originariamente del siglo XVI, época de la que se conservan algunos elementos góticos, como la bóveda de la capilla mayor. Sin embargo, su posterior restauración aporta su actual apariencia dieciochesca. El interior del templo alberga varios cuadros de Francisco de Zurbarán dedicados a la Inmaculada. La Plaza de las Monjas se sitúa en pleno centro de la parte antigua. Junto a ella aparecen típicas calles y plazas como la del Alcalde Coto Mora. Para obtener una panorámica de la ciudad y del estuario del río Odiel hay que salir de la urbe y subir hasta el mirador de El Conquero. En esta colina se halla el santuario de Nuestra Señora de la Cinta. A esta construcción del siglo XV siguieron posteriores remodelaciones que modificaron su apariencia gótica. El santuario posee tres naves construidas en ladrillo y conserva en el centro un arco de herradura de estilo mudéjar. El espacio se encuentra presidido por una pintura mural en la que aparece representada la patrona de la ciudad. La larga tradición minera de Huelva se refleja en el barrio Reina Victoria, formado por casas de estilo inglés que fueron construidas a principios del siglo XX por una de las grandes empresas mineras británicas que se establecieron en la ciudad. Otras obras civiles de interés son la Casa de Colón y el Muelle de mineral. La primera data de 1883 y fue inaugurada como hotel de lujo en el que se celebraron los actos de celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América. El complejo constaba de cuatro edificios de estilo colonial e inglés, amplios jardines y fue, durante un tiempo, centro de la vida social onubense. Por su parte, el Muelle de mineral es reflejo de la intensa actividad minera llevada a cabo en la zona. Esta construcción, inaugurada en 1876, se sitúa en la desembocadura del río Odiel y permitía el embarque del mineral procedente de las minas de Riotinto a través del ferrocarril. Para conocer el pasado de la ciudad y su provincia, el Museo Provincial de Huelva expone una colección de objetos correspondientes a la época romana. Mientras, en otras salas del recinto museístico se explica la historia de las minas de Riotinto, así como la importancia que tuvo la provincia en el descubrimiento de América. Fiestas, gastronomía y alrededores El pasado colombino de Huelva y su provincia es recordado cada año a través de un calendario de eventos y fiestas que hacen referencia a las tierras del otro lado del Atlántico: las Fiestas Colombinas, el Festival Iberoamericano de La Rábida, el Festival de Cine Iberoamericano o los actos del 12 de octubre, día de la Hispanidad. La provincia onubense ofrece una gran variedad de posibilidades turísticas. A pocos kilómetros de la capital se sitúa el monasterio de la Rábida (s. XIV), en el que permaneció Cristóbal Colón poco antes de partir, y el puerto de Palos de la Frontera, desde el que se emprendió la primera aventura colombina. Para los que prefieran tomar el sol, Huelva dispone de algunas de las mejores playas del litoral andaluz, como Punta Umbría, Isla Cristina o el importante centro turístico de Matalascañas. Dentro de la amplia oferta hotelera de la costa, hay que destacar los Paradores de Ayamonte y Mazagón. Otra opción pasa por visitar el Parque Nacional de Doñana, uno de los ecosistemas más importantes y singulares de toda España que, además, ha recibido la declaración de Patrimonio de la Humanidad. El producto más conocido de la gastronomía onubense es el jamón de Huelva, reconocido con Denominación de Origen propia. De las tierras del interior de la provincia también proceden embutidos de excelente calidad. En la franja litoral son típicos los pescados y mariscos, base para la elaboración de platos como el atún con tomate y encebollado, las almejas con arroz, la corvina con arroz o los chocos (sepia) con arroz y habas. En los pueblos costeros se producen fresas y cítricos, mientras que la repostería cuenta con delicias como la coca de Isla Cristina (elaborada con huevo, almendras y cabello de ángel) o los hornazos y pastelillos de Moguer. La comarca del Condado de Huelva da nombre a la Denominación de Origen bajo la cual se etiquetan los vinos de esta provincia.

Cerrar




Imprescindibles



Mapa/Localización