Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies



Estación náutica Bahía de Cádiz. Puerto de Santa María

Localización

Comunidad autónoma:
Andalucía

Provincia/Isla:
Cádiz

Cádiz

La Costa de la Luz tiene en El Puerto de Santa María una de sus localidades más representativas. Esta villa de muros encalados se extiende entre pinares, playas y marismas, en plena Bahía de Cádiz. El Parque Natural, de este mismo nombre, sirve de telón de fondo a las construcciones más emblemáticas de su casco urbano y a las embarcaciones de su costa. Puertos deportivos, campos de golf y complejos residenciales de lujo se asientan a orillas del Atlántico, disfrutando de unas hermosas vistas y más de 300 días de sol al año.

Leer más

El Puerto se enmarca en la Costa de la Luz, en una sección del litoral atlántico donde los pinares llegan, entre marismas, hasta la misma arena de la playa. El envidiable clima de esta población andaluza hace que sea un destino idóneo para quienes quieran disfrutar del sol, el mar y los deportes al aire libre. Y en este increíble paisaje natural, de profunda tradición marinera, se han instalado lujosos complejos turísticos, provistos de todas las comodidades que el viajero pueda desear. Urbanizaciones como Vistahermosa, Puerto Sherry o Casino de Bahía de Cádiz son algunas de ellas. El viajero podrá gozar de su tiempo de ocio en los numerosos restaurantes de la zona, así como en piscinas, campos de golf y puertos náuticos. Más de 15 kilómetros de playas, de arenas finas y doradas, se extienden en El Puerto de Santa María. Los chiringuitos que se levantan en las playas de Levante, Valdelagrana, Santa Catalina o Fuenterrabía son una inmejorable opción para degustar el rico pescado frito de la zona con vistas al Atlántico. Un jerez, con Denominación de Origen propia, acompañará a cualquier vianda. Casco urbano Esta marinera villa, cuna del poeta Rafael Alberti, fue fundada por un caudillo ateniense, según la leyenda. Pero no es hasta la invasión musulmana cuando tenemos documentos históricos de su poblamiento. Esta ciudad gaditana vive su periodo de máximo esplendor tras su reconquista por parte de Alfonso X (s. XIII) y bajo el gobierno de los duques de Medinaceli. Durante los siglos siguientes, su relación con el Océano Atlántico y las expediciones marítimas (incluido el Descubrimiento del Nuevo Mundo) se estrecha al ser nombrada Capitanía General del Mar Océano. Por su riqueza monumental la ciudad ha sido declarada, toda ella, Bien de Interés Cultural. El Castillo de San Marcos es uno de los edificios más sobresalientes de esta población. Levantado sobre una antigua mezquita, conserva una capilla cristiana en su Torre del Homenaje. En su trazado se descubren elementos tanto almohades como góticos, fruto de los años de convivencia cultural. Se trata de un conjunto arquitectónico declarado Bien de Interés Cultural. Entre las construcciones religiosas de El Puerto de Santa María destaca la realización de la iglesia Mayor Prioral, cuya planta inicial se remonta al siglo XV. A esta época pertenece la Portada del Perdón, que mantiene elementos góticos, como pináculos, arbotantes y gárgolas, aunque el resto del conjunto data de una fecha posterior. Por su parte, la Puerta del Sol se diseñó en el siglo XVII, como atestiguan columnas estriadas, decoración floral y medallones. El desarrollo urbanístico del casco urbano entre los siglos XVI y XVIII se ha plasmado en multitud de edificios barrocos, como la Casa de los Leones, una de las más representativas. La casa palacio fue mandada levantar por uno de los muchos comerciantes venidos de la cornisa cantábrica para hacer negocios en este puerto. También declarado Bien de Interés Cultural, encontramos el Monasterio de la Victoria, antiguo hospital y centro penitenciario. Su aspecto de fortaleza alterna características propias del gótico tardío con las del renacimiento. Merece la pena reseñar su espléndida portada exterior. Las iglesias de San Francisco, de la Concepción y la Mayor de Nuestra Señora de los Milagros, así como los conventos de las Capuchinas y del Espíritu Santo, son otras buenas muestras de la arquitectura religiosa gaditana. Nuestro itinerario puede concluir en el palacio de Valdivieso o en la Plaza de Toros, una de las más antiguas de España. Costa de la Luz El Puerto es un excelente lugar para degustar lo mejor de la gastronomía gaditana. En la Bahía de Cádiz, la mesa se surte de pescados y mariscos del Océano Atlántico, que se ven acompañados por verduras y hortalizas de la huerta. La tortillita de camarones, urta a la roteña y sopa marinera son algunas de las recetas que el viajero no debe perderse. Los chocos con patatas, la almejas, el adobo, la caballa con fideos completarán cualquier menú degustación. El vino, de la Denominación de Origen de Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda. La Costa de la Luz nos depara interesantes localidades que compaginan cascos urbanos monumentales con playas al borde del Atlántico. Sanlúcar de Barrameda, donde se celebran las carreras de caballos por la playa (Fiesta declarada de Interés Turístico Internacional), Puerto Real, San Fernando, Chiclana o Conil de la Frontera nos mostrarán lo mejor de la tradición marítima gaditana. Desde El Puerto de Santa María se hace inexcusable coger el “Vaporcito del Puerto”, que conducirá al visitante al otro lado de la bahía, a Cádiz. Aquí, los barrios de La Viña, Santa María y el Pópulo nos adentrarán en la mejor tradición carnavalera y flamenca de la región. Aunque si hablamos de flamenco, Jerez de la Frontera es cuna de las gargantas más afamadas. Se trata de una ciudad aristocrática en la que las bodegas y los caballos cartujanos (protagonistas de la Feria del Caballo, también de Interés Turístico Internacional) merecen una visita. Recorrido en el que hay que incluir también bellas iglesias y su majestuosa alcazaba.

Cerrar




Imprescindibles



Mapa/Localización