Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies



Basílica de Nuestra Señora del Pilar

Localización

Comunidad autónoma:
Aragón

Provincia/Isla:
Zaragoza

Zaragoza

Venga a Zaragoza, una de las principales ciudades de España. La capital de la región de Aragón está situada a orillas del río Ebro, a medio camino entre Madrid y Barcelona. Son muchos los motivos para conocer esta urbe abierta y hospitalaria. Tome nota:

Leer más

2.000 años de historia. Va a encontrar un impresionante legado monumental en sus calles, ya que romanos, musulmanes, judíos y cristianos dejaron su huella en este lugar: ruinas de la civilización romana como el Circo; el Palacio de la Aljafería; iglesias de estilo mudéjar, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; joyas del barroco como la basílica del Pilar; la obra del genial Francisco de Goya… Y también, el moderno recinto de la Expo 2008. Si disfruta con el arte, Zaragoza es su destino.

Ocio: variedad de propuestas. Teatros, cines, exposiciones, conciertos, festivales, ferias… En Zaragoza le aguarda una agenda espectacular durante todo el año. La vida cultural es intensa. Compruébelo en sus calles, o en escenarios como el Auditorio, el Teatro Principal o el Palacio de Congresos de Aragón. Todas las tendencias artísticas están presentes en esta ciudad.

Gastronomía sabrosa. Deguste los platos típicos de la región y, por supuesto, participe en una de las grandes tradiciones de la ciudad como es el ir de tapas: pequeñas creaciones gastronómicas que hacen las delicias de quienes las prueban.

Una gran ciudad de compras. En Zaragoza dispone de una amplia oferta comercial para todos los gustos. Desde zonas peatonales, hasta grandes centros comerciales, sin olvidarnos de los mercadillos al aire libre. Pasee por sus calles, y sienta el movimiento y la vitalidad que desprenden.

Animación nocturna. Disfrute de la noche de Zaragoza. Bares, discotecas, pubs y terrazas abren sus puertas hasta altas horas de la madrugada. La diversión está garantizada en una ciudad con unas noches fascinantes en cualquier época del año. Lo va a comprobar cuando se adentre por sus "zonas" de marcha. Seguro que querrá repetir.

Espíritu festivo. Zaragoza es una ciudad siempre dispuesta a la fiesta. Lo va a comprobar, por ejemplo, en Semana Santa, cuyas procesiones atraen a más de cien mil visitantes cada año. Pero por encima de todo están las Fiestas del Pilar, en octubre. Participe en los actos que llenan las calles de alegría y bullicio: vaquillas, conciertos, deportes, desfiles religiosos, folclore regional…

El lujo de pasear. Pasear por Zaragoza es toda una tradición y un lujo al alcance de todos. Vístase con ropa cómoda y recorra sus calles, porque la ciudad, de distancias relativamente cortas, es una continua invitación al paseo gracias a sus bulevares, avenidas y zonas peatonales. Es, además, la mejor manera de admirar su patrimonio monumental.

Rutas y excursiones por sus alrededores. Descubra el entorno de Zaragoza, rico en paisajes, pueblos, balnearios, rutas culturales y naturaleza. Desde Fuendetodos, pueblo natal del genial pintor Francisco de Goya, hasta Calatayud, donde está el paraje natural del Monasterio de Piedra. Siga la ruta del Moncayo, el mayor monte de la provincia, a pocos kilómetros de Tarazona, ciudad mudéjar llena de arte. También le recomendamos visitar la comarca de las Cinco Villas, de aires medievales. Estas son algunas excursiones, a menos de una hora y media de viaje, que le sorprenderán.

Cerrar




Imprescindibles



Mapa/Localización



Zaragoza Para ti

Cultural

Un recorrido por Zaragoza

Lo mejor para descubrir el conjunto monumental de Zaragoza es pasear por sus calles. Así va a poder sentir la riqueza de sus 2.000 años de historia.

Las murallas, templos, basílicas, palacios, casas señoriales y plazuelas de su centro antiguo son el reflejo del paso de varias civilizaciones.

Romanos, musulmanes, judíos y cristianos dejaron un legado cultural que aún hoy puede admirarse. Hay algunos monumentos y lugares que son de visita obligada. Así que olvídese del reloj y llévese la cámara de fotos. Le recomendamos que, en función del tiempo del que disponga, planifique su estancia. En cualquier caso, tome buena nota de nuestra propuesta para aprovechar al máximo un día en Zaragoza.

Puede empezar la jornada en la plaza del Pilar, junto al río Ebro. Aquí se levantan tres de los edificios emblemáticos de la ciudad: la Basílica del Pilar, un templo que es símbolo universal de Zaragoza; el Palacio de la Lonja, la construcción civil más importante del siglo XVI en Aragón, que alberga numerosas exposiciones a lo largo del año; y la catedral de San Salvador (La Seo), que es el conjunto más significativo y valioso de Aragón, en el que se reflejan tendencias artísticas medievales, renacentistas y barrocas. No olvide acercarse hasta el muro exterior de la Parroquieta que se halla en uno de los laterales de la Seo y es la obra cumbre del mudéjar zaragozano.

Antes de comer, escápese hasta el Museo del Teatro de Caesaraugusta, situado a escasos minutos a pie. Contemple cómo era el edificio más monumental y popular de la ciudad romana. Y es que son muchos los testimonios del pasado imperial de Zaragoza, como lo demuestran las murallas, el Foro, el Puerto Fluvial y las Termas Públicas, con sus respectivos museos.

Para reponer energía, nada mejor que probar algunas de las delicias gastronómicas de la tierra en cualquiera de los numerosos restaurantes que hay en el centro urbano. Puede reiniciar la ruta acudiendo al Parque Metropolitano del Agua, el gran área de recreo y pulmón de la ciudad y un auténtico museo al aire libre. Herencia de la Expo 2008, está lleno de posibilidades lúdico-deportivas y culturales: pasee por sus avenidas y disfrute de los Jardines Acuáticos, el campo de golf, la Playa Fluvial, el Teatro Arbolé... Jardín de tipo más clásico es el Parque Grande, con amplias avenidas ajardinadas, en las que va a descubrir monumentos como el dedicado al Alfonso I el Batallador o rincones como el Jardín Botánico.

Leer más

A media tarde, le espera el Palacio de la Aljafería. No se pierda este tesoro árabe, la construcción civil más importante del siglo XI en el occidente islámico, con zonas tan sorprendentes y hermosas como los patios de Santa Isabel y de San Martín, o el artesonado policromo del Salón del Trono. Para acabar el día, le sugerimos que vuelva al centro de la ciudad y visite el Patio de la Infanta, una joya arquitectónica del siglo XVI con varias obras del pintor Francisco de Goya. Si le interesa el arte de este gran pintor, también puede disfrutarlo en el Museo Ibercaja Camón Aznar (MICAZ), instalado en el palacio renacentista de los Pardo, donde se exponen las cuatro grandes series de grabados de Goya en una de las salas. Pero en Zaragoza aún le quedan muchas cosas por ver. Por eso, lo mejor es que prolongue su estancia dos o tres días. Es, sin duda, la mejor manera de conocer a fondo todo lo que le ofrece esta ciudad. Le recomendamos que acuda a cualquier oficina de turismo, donde le ayudarán a planificar su visita. A continuación, le presentamos los monumentos más destacados de la capital de Aragón.

Cerrar


Activa

Numerosas opciones en torno al río Ebro y los Pirineos

El río Ebro y sus márgenes son el gran espacio ecológico de Zaragoza. Basta con darse un paseo por el entorno fluvial para darse cuenta de su importancia en la historia de la ciudad.

De entre los muchos puntos de interés que tiene el cauce del Ebro a su paso por la capital de Aragón, sobresale el Parque del Agua, en el meandro de Ranillas. Son aproximadamente 120 hectáreas que se extienden junto al recinto de la Exposición Internacional, en las que se combinan amplias zonas verdes, servicios y actividades tanto lúdicas como deportivas, ya que cuenta con un campo de golf. Además, es el lugar estrella del “Bizi Tour”, una visita guiada en bicicleta por las renovadas riberas del Ebro.

También puede disfrutar del protegido Galacho de Juslibol, a escasos cinco kilómetros del centro de la ciudad. No se pierda este espacio tan singular, de alto valor paisajístico, ecológico y cultural. Igualmente, merece la pena visitar el Galacho de la Alfranca, refugio de pequeños ánades, álamos, chopos y sauces, al cual se puede llegar mediante el tren turístico que sale del Azud del Ebro.

Otro recorrido muy recomendable es el que le ofrece el Canal Imperial de Aragón, una gran obra de ingeniería que finalizó su construcción en el siglo XVIII, y cuyo objetivo inicial era comunicar el mar Cantábrico con el Mediterráneo a través de un gran cauce navegable. Este canal, de 150 kilómetros, atraviesa Zaragoza. Vale la pena disfrutar de su entorno natural y de sus márgenes cubiertos por la vegetación, en los que viven numerosas especies animales. El Canal Imperial pasa junto al gran pulmón verde de la ciudad: el Parque Primo de Rivera. Adéntrese en la gran área de recreo de los zaragozanos, un hermoso espacio de caminos y avenidas con fuentes y jardines, que se ha convertido en un gran museo al aire libre. Aquí se halla la estatua del rey Alfonso I el Batallador, uno de los monumentos más espectaculares del lugar. Asimismo, le aconsejamos que visite el Jardín Botánico, situado en el mismo recinto.


Leer más

Zaragoza activa

Esquí a una hora y media

En la capital de Aragón va a encontrar todas las facilidades para practicar su deporte favorito, sea cual sea. Son muchos los pabellones y polideportivos municipales de la ciudad. La lista de posibilidades es larga. El río Ebro es un escenario idóneo en el que practicar la pesca, el remo y el piragüismo. En numerosos embalses puede, además, hacer vela, windsurf, moto náutica o incluso esquí acuático. Le recomendamos que se acerque hasta el de Mequinenza, conocido como el Mar de Aragón, a poco más de 100 kilómetros de Zaragoza. Este amplio tramo del Ebro es un buen lugar para la pesca. Especies como el black-bass, la perca y el siluro atraen cada año a miles de personas, venidas de todo el mundo. También puede jugar al golf en cualquiera de los campos que hay en Zaragoza. Además de los 18 hoyos de La Peñaza y el Real Aeroclub, en la zona de Expo Zaragoza 2008 encontrará las Ranillas Urban Golf, con un trazado de 9 hoyos, putting green y pista de prácticas. A poco más de una hora y media en coche se encuentran las estaciones de esquí de Formigal y de Panticosa, en plenos Pirineos. Si lo desea, puede ir y volver en el día. Existen autobuses que cubren el trayecto diario de ida y vuelta. Practique su deporte favorito en unas instalaciones excelentes. Los Pirineos, además, son el marco idóneo en el que hacer montañismo y escalada, deportes de aventura (parapente, ala delta, descenso de barrancos y cañones en la Sierra de Guara, espeleología, caza…). Sólo es cuestión de elegir.

Cerrar


Gastronómica

Sabores de la tierra a precios para todos los bolsillos

En Zaragoza la gastronomía es un arte. Por eso, le aseguramos que va a comer y beber más que bien. La oferta es extensa: restaurantes, bodegas y bares, desde los más sencillos y caseros hasta los más lujosos y exóticos, de influencias asiáticas.

Sólo es cuestión de elegir. En Zaragoza va a encontrar una muestra gastronómica con precios asequibles a todos los bolsillos. Por 6 €, puede comer un menú en las tascas del Casco Viejo. Y por 30 ó 40 € le esperan nuevas creaciones basadas en la fusión de aromas y sabores procedentes de distintas cocinas.

No se vaya de Zaragoza sin ir de tapas. Lo mejor es que vaya al centro: la plaza de San Miguel y las calles del entorno; el antiguo "Tubo"; la plaza de Santa Marta y la de Santa Cruz y sus adyacentes, o las callejas que transcurren junto al paseo de la Independencia, como Cinco de Marzo, Cádiz o la plaza del Carmen. En cualquier caso, no son las únicas. Deje que le recomienden, porque no se va a arrepentir. Por muy poco dinero, va a probar auténticas delicias en miniatura.

Muchas de estas tapas, así como numerosos platos, están elaborados con productos de la tierra: hortalizas y frutas de la huerta del valle del Ebro, jamón de Teruel, Ternasco de Aragón, aceite de oliva virgen extra, vinos con Denominación de Origen (Cariñena, Campo de Borja, Calatayud y Somontano)… No deje de probar comidas típicas como las migas, el pollo en chilindrón o el ternasco asado, el arroz caldoso con borrajas y almejas, o las manitas de cerdo rellenas de hongos y setas.

Y no se olvide de las terrazas. Cuando el tiempo lo permite, a partir de primavera, al caer el sol, las calles de Zaragoza se llenan de mesas y sillas, y la gente se reúne en torno a terrazas para disfrutar de un refrigerio en compañía de los amigos. Basta con que se acerque al paseo de la Independencia, la plaza de San Francisco, el paseo de Sagasta o al Parque Primo de Rivera, donde en verano hay actuaciones en directo, para darse cuenta de ello.


Para jóvenes

Marcha y actividades culturales durante todo el año

Ocio a todos los niveles, diversión nocturna, festivales, conciertos, exposiciones, actividades deportivas… Los jóvenes son una parte activa en la agenda y en la vida de Zaragoza.

La ciudad dispone de numerosas alternativas de diversión y entretenimiento para los más jóvenes. La lista es extensa, y cualquier época del año está llena de propuestas. Desde programas de apoyo a música en directo, a multitud de festivales musicales, pasando por certámenes de creatividad, ciclos de cine y de teatro… Y en las noches de primavera y verano, el programa municipal “12 Lunas” propone diferentes oportunidades para organizar las noches del fin de semana: talleres, multideporte, ciberocio, juegos, Club de Lectura...

No olvide que también existen una serie de visitas teatralizadas por la ciudad, en las que se acerca la historia de Zaragoza al público infantil y juvenil. Le proponemos un viaje por el tiempo en el que se encontrará con romanos, estrellas de cine, personajes goyescos… Conozca a estos personajes en un recorrido por su casco antiguo.

Pero es en las fiestas del Pilar, en el mes de octubre, donde los jóvenes son los protagonistas absolutos. Son días de diversión y alegría, de música, concursos, desenfreno, vaquillas, festivales y mucho colorido, gracias a la gran participación de la gente, y muy especialmente de las peñas, agrupaciones de amigos que llenan de jolgorio y risas las calles de Zaragoza.

No se vaya de la capital de Aragón sin haber disfrutado de su noche, con una marcha impresionante. A partir de los jueves, la Zaragoza nocturna se viste de gala, y los bares, pubs y discotecas de la ciudad abren sus puertas a personas de todo tipo. Existen diferentes zonas de marcha con diferentes propuestas según sea su público: El Rollo - Moncasi, Universidad - Tomás Bretón, La Paz, León XIII, "El Casco", "Zuma", La Magdalena o el ACTUR, con locales en los que se programa rock, pop, jazz, salsa, house, techno… A éstas hay que añadir la parte renovada próxima a la ribera del Ebro, cerca del recinto de la Expo 2008.


Con niños

Los pequeños, los grandes protagonistas en fiestas y celebraciones

Una de las maneras más divertidas y originales de descubrir Zaragoza durante buena parte del año es a bordo del MegaBus, un autobús turístico infantil que recorre los lugares y monumentos más emblemáticos de Zaragoza.

Súbase a este vehículo y vea cómo una divertida directora de cine explica de forma amena y sencilla a los chavales las claves para conocer la ciudad, mientras busca localizaciones para rodar su nueva película. Este servicio de autobús es gratuito para los menores de cinco años, y los billetes se venden en el mismo autobús o de forma anticipada en las oficinas de turismo de Zaragoza. La visita continúa en el entorno de la Plaza del Pilar, donde la directora pide la participación del público para rodar las primeras tomas.

Y es que en Zaragoza, los niños son los protagonistas en gran parte de las fiestas, celebraciones y festivales del año. Le aconsejamos que venga en octubre, mes de las Fiestas del Pilar. Lo mejor es que pasee por las calles y parques de la ciudad, que son los escenarios en los que desarrollan las comparsas, juegos y pasacalles para los más pequeños. Espectáculos de magia, circo, danza, payasos y marionetas ocupan lugares como el Parque Delicias, además de muchas de las calles del centro. Y no se pierda los Gigantes y Cabezudos, que persiguen a los chavales por todos los rincones. O si lo desea, acérquese a la plaza de San Bruno, que se llena de humor con payasos y mimos.

La Cabalgata de Reyes (5 de enero); espectáculos infantiles llenos de fantasía el día de San Valero (29 de enero), día del patrón de Zaragoza; o la celebración del Carnaval infantil (finales de febrero), con teatro y fiesta en la calle; representaciones teatrales y actividades en los parques en verano son también otras recomendaciones.

Leer más

Zaragoza con niños

Si lo desea, también puede recorrer el Parque Primo de Rivera, el gran espacio verde de la ciudad, en el "Tren Chú-Chú", una forma amena de descubrir este entramado de jardines y avenidas. Un buen remate festivo a su estancia es pasar unas horas en el Parque de Atracciones. Venga a este recinto, abierto de marzo a octubre. Un lugar en el que no faltan la montaña rusa, la noria y el tren de la bruja, junto con otras atracciones mucho más modernas e innovadoras, y donde cada año llegan miles de personas.

Cerrar


De compras

Una gran ciudad con vocación comercial

Mercadillos al aire libre, tiendas de artesanía, cerámica y recuerdos, centros comerciales y establecimientos de todo tipo en los que encontrar moda, complementos, primeras firmas… Zaragoza es una gran ciudad de compras.

En la capital de la región de Aragón se combina lo moderno con lo tradicional, las últimas tendencias con los productos más típicos. Las principales áreas comerciales de Zaragoza son la zona del Centro, así como las calles de Don Jaime I y Alfonso I y su entorno. Se trata de atractivos espacios urbanos con numerosas calles peatonales repletas de hoteles, bares, restaurantes y tiendas de todo tipo. Además, existen modernos centros comerciales y grandes superficies que ofrecen todo tipo de artículos y productos tanto en el centro (Independencia, Puerta Cinegia) como en zonas más periféricas (Puerto Venecia, Augusta, Grancasa, Plaza Imperial...). Aunque no son las únicas zonas para ir de compras en la ciudad.

Otros datos de interés
Horarios: la mayoría de las tiendas y centros comerciales abren ininterrumpidamente de 10.00 a 20.30 ó 21.30 horas. Los comercios tradicionales tienen un horario de 10.00 a 14.00 horas y de 16.30 a 20.30 horas.
Rebajas: por lo general, comienzan la primera semana de enero, hasta el final de febrero para temporada de invierno, y del 1 de julio hasta finales de agosto para temporada de verano.
Cómo pagar: lo normal es hacerlo en efectivo o tarjeta, mostrando siempre el pasaporte o documento de identidad.
Tax Free: los residentes de fuera de la Unión Europea, por compras superiores a 90,15€ tienen derecho al reembolso del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).  


De negocios

Un lugar de encuentros

Zaragoza ofrece numerosas facilidades para organizar congresos y reuniones de trabajo. La ciudad ha vivido una importante transformación a raíz de la celebración de la Exposición Internacional 2008.

Zaragoza, capital de la región de Aragón, se encuentra a una distancia muy similar de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia. La ciudad está perfectamente comunicada tanto con diferentes puntos de España como de Europa gracias a la línea de ferrocarril de Alta Velocidad (AVE) y a su Aeropuerto Internacional, además de por autopistas y autovías. Con una historia de 2.000 años, Zaragoza cuenta con una importante agenda cultural y de ocio en cualquier época del año. Si le gusta la naturaleza y el deporte, también está de suerte, porque en pocos kilómetros existen multitud de rutas sobre todo en el entorno del río Ebro y en los Pirineos, situados a poco más de una hora y media en coche.

Con motivo de Exposición Internacional del año 2008, dedicada al Agua y al Desarrollo Sostenible, la ciudad de Zaragoza se sometió a un proceso de transformación impresionante, dotándola de nuevas infraestructuras, accesos y edificaciones, como el nuevo Palacio de Congresos.