Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Termas de Aragón, un privilegio de belleza y bienestar




Localización

Comunidad Autónoma:
Aragón

Aragón


¿Busca un plan atractivo para sus vacaciones? ¿Qué le parece dedicarse tiempo a sí mismo, vivir las mejores sensaciones y mejorar por dentro y por fuera? Venga a España y regálese esta maravillosa experiencia en las tierras de Aragón. Sus termas, conocidas ya por árabes y romanos, constituyen un tesoro completamente renovador.

Aragón se encuentra en el norte de España y es una zona con numerosos manantiales, situados en rincones de ensueño y rodeados de historia, que contienen extraordinarias virtudes para la salud. Si se acerca a estas termas, hallará una auténtica fuente de vida y un magnífico espacio donde eliminar tensiones. Sin duda, disfrutar de los beneficios de sus aguas mineromedicinales es todo un privilegio no sólo para el cuerpo, también para el espíritu, ya que suelen estar localizadas en parajes naturales de belleza espectacular. Descubra la reparadora magia que surge de las termas aragonesas, mientras se sumerge por unos días en un mar de equilibrio y bienestar.

La excelencia de estos manantiales se extiende por todo el territorio aragonés, desde los Pirineos de Huesca hasta las cumbres de la sierra de Teruel, pasando por los valles de Zaragoza. En plena naturaleza, entre ríos, barrancos, bosques y montañas, encontrará baños y centros termales donde podrá aprovechar al máximo las propiedades terapéuticas de estas aguas a través de una gran variedad de tratamientos específicos. Estos complejos de salud, que en ocasiones recuerdan el glamour de los balnearios de principios del siglo XIX, cuentan con las más modernas instalaciones y con todos los servicios y comodidades necesarios para que su estancia resulte inolvidable.

En ellos puede beneficiarse de unas aguas ricas en bicarbonatos, calcio, hierro, magnesio, sulfatos y otros elementos básicos para la salud, que estimulan las funciones del organismo, tonifican el cuerpo y poseen cualidades analgésicas y relajantes. Entre otras muchas indicaciones, son ideales para fortalecer las articulaciones, purificar la piel, incrementar los niveles de hierro en la sangre y para todo lo relacionado con las vías respiratorias. Si desea dejar de fumar, estos manantiales le irán estupendamente. Y con los tratamientos naturales de obesidad y anticelulíticos que poseen los balnearios aragoneses, le resultará un verdadero placer mejorar su aspecto físico.

Venga a mimarse durante unos días a nuestro país. Descubrirá esta maravillosa tierra, donde la belleza y el bienestar surgen a raudales para abrirle las puertas a un mundo de saludables sensaciones.





Imprescindibles