Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






Localización

Comunidad Autónoma:
Castilla y León

Provincia/Isla:
Segovia

Segovia


El paso de la historia ha dejado huella en Segovia, una hermosa ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Está situada a sólo 90 kilómetros de Madrid y en ella destaca su patrimonio cultural, del que sobresale el colosal Acueducto romano del siglo I, símbolo universal de este lugar de Castilla y León. ¿Empezamos la visita?

Recorrer las calles de Segovia es una manera amena y muy interesante de conocer buena parte de la historia de España. Diferentes civilizaciones (romana, árabe, judía y cristiana) han dejado aquí, a lo largo de los siglos, un legado artístico difícil de igualar. Se va a dar cuenta paseando por su casco antiguo, con calles que conservan su estructura medieval y edificios civiles y religiosos de diversos estilos arquitectónicos. Muchos de ellos fueron construidos durante la Edad Media, época de mayor esplendor de esta ciudad de la región de Castilla y León. Es el caso, por ejemplo, de la Catedral, última construcción gótica levantada en España; el Alcázar, la imponente fortaleza desde la que se divisa una hermosa vista de la ciudad o la inconfundible Casa de los Picos, con una fachada que no deja a nadie indiferente.

Torreones, iglesias románicas, plazas, escalinatas, casonas y palacios renacentistas, sinagogas, pórticos, conventos, jardines… la riqueza monumental de Segovia es grande, y la lista de lugares que vale la pena visitar resulta casi interminable. Para no perderse nada, lo mejor es que acuda a la oficina de turismo, donde le ayudarán a preparar un itinerario por la ciudad. Observará que hay un monumento que destaca sobre el resto: el espectacular Acueducto romano, una obra maestra de ingeniería de casi 2.000 años y cuyo aspecto colosal se mantiene aún hoy intacto. El mejor sitio para contemplarlo es en la popular plaza Azoguejo: los inmensos bloques de granito se elevan a 29 metros de altura y da la impresión de que todo lo que rodea al Acueducto es diminuto.

No se vaya de Segovia sin conocer otro de sus atractivos: la gastronomía. Restaurantes y tascas ofrecen delicias como los judiones, el ponche segoviano o el plato emblemático de la provincia, el cochinillo asado. Disfrute de este destino que cada año atrae a miles de visitantes.




Imprescindibles