Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Receta para un verano en España: bebidas refrescantes



Es verano y decides organizar un viaje a España. Has tomado una gran decisión: te espera buen tiempo, sol garantizado y varios días para descubrir la exquisita gastronomía española. Y para acompañar tus platos, ¿qué mejor que bebidas fresquitas propias de esta época del año y típicas en España? Te damos algunas ideas sobre qué pedir para beber cuando estés en España:

-A la hora de comer: te encantará acompañar tus comidas y cenas del llamado “tinto de verano”, un combinado característico español que mezcla vino con gaseosa. Más opciones: una rica jarra de sangría, con vino tinto, fruta picada, azúcar y según las zonas y los locales algunos “toques especiales” como canela o ron. Si te gusta esta idea de combinar el vino, los más jóvenes también suelen pedir el llamado “calimocho”, es decir, vino con refresco de cola. Y para los cerveceros, imprescindible la denominada “clara”, cerveza con limón o con gaseosa; eso sí, muy fría. Lo mejor es que disfrutes de todas estas bebidas al aire libre, en las terrazas que los bares y restaurantes colocan en España con la llegada del buen tiempo (muchas de ellas junto a la playa).

-Para después: para poner la guinda a una buena comida nada mejor que algo refrescante y que te dé energías. Anímate a probar el típico café con hielo. Simplemente échale azúcar al café caliente y después viértelo en el vaso con hielo que te sirvan. ¿Otra sugerencia? Crema de orujo o pacharán con hielo. Delicioso.

-Para todas las edades: si prefieres las bebidas sin alcohol también tienes donde elegir. Una de las que más gusta a mayores y pequeños y muy popular en España (sobre todo en la zona de la Comunidad Valenciana) es la horchata, que se prepara con agua, azúcar y chufas. Te encantará su sabor, sobre todo si la tomas con un fartón, un dulce alargado y compañero inseparable de esta bebida. Y, por supuesto, no pueden faltar ni los sorbetes, ni los granizados, ni los zumos, ni la limonada, ni la leche merengada, una receta de leche, azúcar, huevos, limón y canela que se sirve bien fría y que hace las delicias de todos los que se animan a probarla.

-Por toda España: además de todas las mencionadas anteriormente, muchas zonas de España poseen bebidas características e ideales para los meses más calurosos. Te damos dos ejemplos para ir abriendo boca: el agua de Valencia, que se prepara con zumo de naranja y cava; y el rebujito, típico de Andalucía y que combina el exquisito vino fino con gaseosa.
La mesa está servida, ¿qué quieres para beber?





Imprescindibles