Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies



Granada


La Alhambra de Granada, la magia de las Mil y una Noches en Andalucía




Localización

Comunidad Autónoma:
Andalucía

Provincia/Isla:
Granada

Granada


Descubra el esplendor de los sultanes de la antigua Al Andalus y viva el mundo mágico de las Mil y una Noches entre los patios y jardines de la Alhambra, uno de los conjuntos monumentales más bellos construidos por el hombre y el más visitado de España.

El impresionante conjunto monumental formado por la Alhambra y el Generalife se alza sobre una colina rojiza que domina la ciudad y la vega de Granada. Antigua residencia de sultanes la Alhambra es hoy el monumento más visitado de España, dónde acuden cada año millones de visitantes atraídos por la exquisita belleza de sus numerosas salas, patios y jardines.

Todo en la Alhambra está pensado para alcanzar la perfección. Desde la antigua Alcazaba, o fortaleza militar, hasta los Palacios Reales Nazaríes, decorados en yeserías y azulejos, y salpicados de inscripciones que insisten en la evocación del Paraíso en la tierra. El famoso Patio de los Leones o la Cámara de la Sultana son ejemplos de esta arquitectura poética que alimenta la imaginación.

Además de la riqueza ornamental, el agua es otro elemento esencial que se integra en el conjunto como una pieza arquitectónica más y está presente, siempre, durante todo el recorrido. El murmullo y el frescor constantes que desprenden las numerosas fuentes y los estanques de la Alhambra permiten crear un microclima interior que aísla este espacio mágico del resto de Granada.

Junto a los Palacios, y situado en la ladera del Cerro del Sol, está el Generalife. Un recinto delimitado por jardines íntimos que invitan a la calma, al sosiego y a dejarse envolver por el olor de sus variadas y abundantes flores. Aquí merece la pena sentarse y descansar para observar las tonalidades que la luz refleja en los múltiples juegos de agua.

El legado andalusí en Granada se amplía también al mirador de San Nicolás, en el barrio árabe del Albaicín. Este es el lugar preferido por los granadinos para contemplar la joya del reino nazarí. Con la puesta de sol, la ciudad palaciega muestra una de sus caras más impresionantes ya que parece surgir de la montaña y destaca imponente en una imagen que difícilmente se puede borrar de la memoria.

El embrujo de Granada

Después de visitar la Alhambra es obligado detenerse en Granada. Las calles y plazas de esta capital andaluza, cargadas de historia y de cultura, seducen al visitante tanto como la alegría de sus gentes y una exquisita gastronomía. Tapas, “pescaítos fritos” o gazpacho son algunas de las especialidades culinarias para degustar en Granada, antes de trasladarse a un tablao flamenco o a participar de su animado ambiente nocturno.

Fuera de la ciudad, a sólo un centenar de kilómetros es posible darse un baño en la mediterránea Costa Tropical, antesala de la Costa del Sol, que goza de temperaturas cálidas prácticamente durante todo el año. Además, las cumbres de Sierra Nevada, enclavada en el parque natural del mismo nombre, son un destino único para la práctica del esquí en invierno y los deportes de montaña, como el senderismo, en los meses más cálidos.




Imprescindibles