Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies





Relaja, revitaliza, embellece y contiene elementos beneficiosos para el organismo. Hablamos del agua de mar. España cuenta con casi 8.000 kilómetros de costa, dos mares, un océano y un excepcional clima soleado. Si le apetece probar el fabuloso poder que encierra el agua marina, España es el destino adecuado, sin duda. No se quede en la orilla y adéntrese en las sensaciones que le ofrecen los tratamientos con agua marina.

Los médicos de la Antigua Grecia ya recomendaban el agua del mar por sus saludables efectos y, gracias a sus condiciones naturales, España es un sitio ideal para disfrutar de esta clase de hidroterapia todo el año. Podrá beneficiarse de sus propiedades de una manera natural y muy sencilla: con un tranquilo paseo por la playa, dándose un relajante baño, o recibiendo un tratamiento específico -una tendencia cada vez más en alza- en los centros especializados que hallará en zonas del litoral. Sin olvidar que, además, tendrá a su disposición una excelente infraestructura de alojamiento, ocio y servicios. Venga a descubrir el bienestar que puede llegar a obtener al lado del mar.

¿Qué es lo que tiene el mar?

El agua del mar se caracteriza por ser rica en minerales esenciales como potasio, sodio, calcio, magnesio, azufre o yodo, que nuestro organismo puede absorber a través de la dermis. Las algas y los lodos marinos también poseen efectos terapéuticos sobre la piel y las articulaciones. El aire marino es otro elemento que hay que añadir, ya que está cargado de microgotas en suspensión, ozono e iones negativos. Respirarlo le estimulará las defensas del cuerpo, le relajará y favorecerá la producción de serotonina, la hormona del cerebro que nos hace sentir bien y que, además, está relacionada con la cantidad de luz solar que recibimos.

Todo esto se traduce en una mejora del estado de ánimo y en la disminución del nivel de estrés. La circulación sanguínea se activa, se eliminan toxinas, los huesos se fortalecen y los tejidos se revitalizan. En cuanto a la piel, los beneficios son asombrosos: la notará más rejuvenecida, suave, purificada y equilibrada.

Tratamientos al borde del mar

En casi toda la costa de España encontrará centros con tratamientos especializados donde podrá sacarle el máximo partido al agua del mar. En particular destaca la región de Murcia, con las famosas propiedades terapéuticas que posee su Mar Menor, una gran laguna litoral hipersalina. En estas instalaciones el agua marina se aplica, una vez eliminadas las impurezas, a una temperatura no superior a los 40 grados centígrados, para facilitar la apertura de los poros de la piel y la absorción de los diferentes elementos.

Entre los tratamientos que podrá elegir en estos centros hallará baños de hidromasaje, fangoterapia, chorros de agua a presión en piscinas climatizadas, o técnicas de burbujas de ozono y algas molidas. Y siempre bajo control médico especializado.

Disfrute en España de todas las ventajas que le ofrece la naturaleza a través del mar y de su excelente clima. Descubrirá una auténtica fuente de salud y belleza.





Imprescindibles