Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies



Granada


Cerca del paraíso en los jardines del Generalife




Localización

Comunidad Autónoma:
Andalucía

Provincia/Isla:
Granada

Granada


Un jardín para extasiar los cinco sentidos junto a un palacio de ensueño, ¿se lo imagina? Pues este lugar increíble existe de verdad, y lo encontrará en Granada. Son los jardines árabes del Generalife, al lado del monumental conjunto de la Alhambra, un espacio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este vergel de Andalucía es el más visitado de España, ¿nos acompaña a conocerlo?

Como un sultán en el edén: así podrá sentirse en el sur de España, paseando por el Generalife de Granada. Y es que no debe abandonar esta ciudad de Andalucía sin conocer antes sus famosos jardines árabes: un espacio único y exuberante que pretende ser lo más parecido al paraíso. Al menos con tal idea fue concebido, ya que en la cultura musulmana la imagen celestial está ligada a la figura del jardín. Lo cierto es que belleza y armonía reinan en el Generalife. Todo parece estar dispuesto para deleitar sus sentidos durante la visita: el murmullo del agua, los reflejos de luz, el perfume de las plantas aromáticas, la delicada decoración de su palacio, el color de las flores… No hay prisa, disfrute con tranquilidad de cada rincón, saboree despacio las sensaciones y deje que la sugerente atmósfera de la antigua Al-Andalus le envuelva.

El sitio de descanso real

Con las montañas de Sierra Nevada como espectacular paisaje de fondo, el Generalife era una finca de recreo que utilizaban los reyes de la dinastía nazarí y cuyas huertas abastecían antaño las cocinas de La Alhambra. A este sitio acudían los monarcas en busca de intimidad y sosiego. Incluso la sencillez ornamental de la residencia palaciega parece querer resaltar ese deseado ambiente de retiro.

La actual visita al Generalife queda unida a la del conjunto de La Alhambra, aunque en realidad es un recinto independiente que comenzó a construirse en el siglo XIII. El Paseo de los Cipreses le conducirá desde La Alhambra hasta la zona del Palacio del Generalife. Por el camino pasará por los Jardines Bajos y el teatro al aire libre donde se celebra el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, y de esta forma llegará al punto más emblemático del Generalife: el Patio de la Acequia. En este escenario de auténtico cuento deténgase a escuchar la música creada por los surtidores cruzados de agua, y luego acérquese al largo corredor que hay en el lateral: se abrió en la época cristiana y a través de sus arcos podrá descubrir hermosas perspectivas. Desde el mirador también obtendrá otra panorámica distinta, y tal vez le llame la atención lo bajas que están situadas las ventanas. Están así dispuestas para divisar el paisaje sentado en el suelo, como es típico del mundo árabe.

Sin embargo, no es el único lugar digno de admiración en este conjunto: todavía le quedará por ver sus preciosos capiteles y yeserías en las dependencias del Palacio; el legendario Patio de la Sultana, tan encantador y recogido; los rosales y jazmines que perfuman los Jardines Altos; la curiosa Escalera del Agua, con su relajante sonido; o el Paseo de las Adelfas, que ofrece una bella estampa sobre la Alhambra.

Puede que cuando salga de los jardines del Generalife se sorprenda con un sentimiento de felicidad y nostalgia a la vez. No se preocupe, es normal: acaba de abandonar el “paraíso”, pero puede volver siempre que quiera.