Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Cantabria: estar en forma y disfrutar del arte




Localización

Comunidad Autónoma:
Cantabria

Cantabria


¿Ha decidido renovarse durante las vacaciones? En los balnearios de Cantabria encontrará la oportunidad de hacer esto y algo más: conocer un valioso patrimonio artístico. Esta región del norte de España es uno de los centros mundiales del arte rupestre. Descúbrala mientras aprovecha para cuidarse y experimentar sensaciones nuevas. Una ocasión inmejorable que no puede dejar pasar.

Relajarse, mejorar el estado físico o mimarse con un tratamiento termal para la piel son algunos de los beneficios que le aguardan en Cantabria, al norte de España. Las propiedades terapéuticas de sus manantiales ya eran conocidas por los romanos, y ahora, en sus balnearios, usted también podrá aprovecharlas.

Pasar las vacaciones en estos centros termales no sólo le reportará bienestar, además le dará la oportunidad de descubrir la riqueza histórico-artística que alberga esta tierra. Y es que Cantabria, con más de 50 cuevas con pinturas y grabados rupestres, posee una de las más importantes concentraciones de arte prehistórico. Pero no se trata únicamente de cantidad: la calidad y la relevancia de los restos hallados en estos yacimientos los sitúan entre los más importantes de Europa. Conocerlos no le resultará difícil ya que hay balnearios muy cerca de algunos de estos complejos arqueológicos. En Cantabria, arte y salud forman una excelente combinación. Disfrútela.

Agua e historia

En estos centros termales la consigna es sentirse bien. Dotados con modernas tecnologías pero manteniendo el sabor de lo tradicional, descubrirá balnearios como el de Puente Viesgo, a sólo 28 kilómetros de Santander. Sus manantiales han puesto en forma a muchas personas desde el siglo XVIII. En este municipio también encontrará el conjunto paleolítico de Monte Castillo, uno de los más importantes que se conocen. Las pinturas rupestres de sus cuevas (El Castillo, Las Monedas, La Pasiega y Las Chimeneas) son un catálogo artístico que abarca un período de 120.000 años.

No muy lejos se sitúa el Balneario de Caldas, en la localidad de Las Caldas de Besaya. Sus aguas cloruro-bicarbonatadas están especialmente recomendadas para el sistema respiratorio y las articulaciones. Desde aquí, podrá acercarse hasta Santillana del Mar, a sólo 14 kilómetros, donde se ubican las cuevas de Altamira, consideradas por los expertos como la "capilla sixtina" de la Prehistoria.

Si decide acudir al Balneario de Alceda, a 33 kilómetros de Santillana del Mar, hallará el manantial de aguas sulfurosas más caudaloso de Europa, ideal para todo lo relacionado con la piel. Cerca, a unos 23 kilómetros, no se pierda la cueva de Hornos de la Peña, cuya peculiaridad es que sólo contiene grabados rupestres, no pinturas. Otra posibilidad está en Liérganes. Situada a 24 kilómetros de Santander, la oferta de su balneario incluye tratamientos para la piel y para el reumatismo, así como programas infantiles sobre termalismo. Asimismo, podrá conocer el valioso patrimonio monumental del siglo XVII y XVIII de la ciudad y, a sólo 12 kilómetros, las pinturas rupestres de La Cárcoba.

Venga a España y descubra una saludable forma de disfrutar del arte: los balnearios de Cantabria.





Imprescindibles