Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies





Regala a tus hijos una experiencia que nunca olvidarán: una excursión en barco para ver delfines y ballenas en medio del mar. Un espectáculo impresionante que cada año atrae a miles de personas a España y que sirve para acercar a los niños al fascinante mundo animal.

Disfrutar a pocos metros de los saltos de las ballenas y cachalotes. Ver nadar a familias de simpáticos delfines a 80 kilómetros por hora en su hábitat natural e incluso admirar de cerca las gigantescas orcas, impresionantes mamíferos que pueden alcanzar las nueve toneladas de peso. Éstas son sólo algunas de las emociones que aguardan a los chavales si viajan a España. Una aventura ideal para un público de todas las edades en la que se combinan diversión, aprendizaje y naturaleza, y que está llena de sorpresas.

En España hay varias zonas idóneas para el avistamiento de cetáceos. De entre todas ellas destacan las de Tarifa, en Cádiz, y, sobre todo, el archipiélago canario, con la isla de Tenerife a la cabeza.

Son muchas las empresas que durante todo el año organizan salidas a alta mar. Compañías y embarcaciones debidamente autorizadas, que cumplen con una serie de normativas con el fin de proteger a los animales, y que también cuentan con todas las comodidades y servicios a bordo para garantizar que la excursión sea todo un éxito: guías y monitores, bebidas en cubierta, almuerzos, cabinas submarinas que hacen de acuario gigante… Eso sí, según la época en que nos visites es recomendable que reserves tu plaza con antelación. Lo mejor es que te acerques a la oficina de turismo de la localidad en que te encuentres, donde te informarán con detalle sobre estas actividades.

Se trata de una manera diferente, instructiva y ecológica de pasar un día en familia. Una escapada en la que, además de aprovechar la tranquilidad de nuestros mares y sus parajes, aprenderán a querer aún más a estos animales y a respetarles en su entorno natural. A veces, el contacto con estos mamíferos marinos es fugaz. Otras, por el contrario, estrecho y muy intenso. Pero de lo que no cabe duda es que siempre es enriquecedor.

Antes de partir, elige bien el día, ya que las jornadas de calma y tiempo soleado son las mejores para salir en su búsqueda. La duración de las excursiones es muy variable, y puede rondar desde los 90 minutos a las más de cinco horas. Tenedlo en cuenta para evitar que los más pequeños se cansen. En ocasiones, la salida también incluye un baño, en lugares a los que sólo se puede acceder en barco, en compañía de miles de peces de colores. Los precios suelen ser bastante asequibles, y existen paquetes turísticos y descuentos para niños.

Aprovecha esta magnífica oportunidad de contemplar a ballenas y delfines en completa libertad en las aguas de España en compañía de tus hijos. Una opción fantástica para este tiempo de verano.





Imprescindibles