Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






Localización

Comunidad Autónoma:
Castilla y León

Provincia/Isla:
Ávila

Ávila


Ávila es una invitación directa a entrar en el túnel del tiempo y sentirse un auténtico caballero medieval. Declarada Patrimonio de la Humanidad, esta ciudad amurallada y, sin embargo, abierta, le ofrece el marco perfecto para saborear la Edad Media. Quédese en ella unos días y no tenga prisa, sólo deje que las piedras de sus calles le susurren secretos, historias y leyendas.

Durante su visita descubrirá que la monumental Ávila son varias ciudades en una. Las diferentes horas del día no solo le ilustrarán los múltiples y ricos matices del sabor antiguo que transmiten sus monumentos y calles; también le sorprenderán mostrándole el dinamismo de sus mercados y plazas, la serenidad de sus iglesias y conventos, la alegría de su vida universitaria o la tranquilidad de los parajes que enmarcan el curso del río que la rodea, el Adaja.

Sin duda, el símbolo indiscutible de esta capital situada en el sur de Castilla y León es la muralla, del siglo XI. Sus almenas son algo más que el recordatorio de un pasado fronterizo defensivo, también atesoran su enorme riqueza cultural y salen al paso continuamente mientras se camina por las centenarias calles. Para conocer Ávila, le sugerimos que pasee por su cinturón amurallado, que lo rodee y que atraviese sus arcos y puertas. Ésta es la mejor manera de descubrir los rincones de la ciudad. Podrá sentir los ecos de su historia, el honor y el orgullo de sus antiguos habitantes, el esfuerzo de los que la construyeron y el valor de quienes la defendieron.

Adéntrese detenidamente en los caminos que le ofrecen las murallas. Le enseñarán, entre otras cosas, ingeniosos elementos defensivos, hermosos detalles arquitectónicos y unas vistas magníficas desde el Adarve. Permita que le muestren los espléndidos palacios renacentistas que están adosados a ellas. Deje que le conduzcan, a través de la impresionante Puerta del Alcázar, a la plaza del Mercado Grande; o que le guíen hasta la Catedral, la más antigua del gótico español, cuya cabecera está incrustada en la muralla.

Así, aguardando sus pasos, le esperan extraordinarias iglesias románicas, encantadores rincones medievales y un sinfín de tesoros más. El mirador de los Cuatro Postes es una visita obligada, sobre todo por la noche: la vista de la ciudad iluminada es sensacional.

Los meses de junio a septiembre ofrecen una excelente oportunidad para visitar Ávila ya que, todos los años, durante ese periodo, el casco histórico se transforma en un escenario de la Edad Media con las Jornadas medievales, el mercadillo, la Ronda de Leyendas y el teatro en la muralla. Reviva una época extraordinaria y mágica en este lugar monumental, mientras lee, sin prisa, en sus piedras, páginas enteras de la historia. Una experiencia única que traslada a nuestro presente un tiempo legendario.




Imprescindibles