Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






Localización

Comunidad Autónoma:
Canarias

Canarias

Canarias, más sol y gastronomía

A menudo nos referimos a las Islas Canarias como las "islas afortunadas", y lo son por estar bañadas por el sol prácticamente durante todo el año; por no poseer más fronteras que el cielo y el mar; por poder contar con toda clase de joyas tanto en su flora y fauna como en su cultura, en ocasiones tan diferente a la de la península. Sin embargo, quizá fuera más apropiado llamar afortunado a aquel que pisa esas islas, no sólo por poder participar de ese sol, ese mar, esa abundancia natural, sino por tener la suerte de poder disfrutar de una riqueza que se extiende al terreno gastronómico.

El canario es noble, amable, con buen humor y con costumbres enraizadas, lo cual se refleja muy especialmente en su cocina. Son platos sencillos, nutritivos y apetecibles, fruto de una tradición guanche.

Leer más

Sabores y sencillez La sencillez es una seña de identidad de la comida canaria. Tan sencilla que uno de los ingredientes clave, que puede encontrarse en gran parte de sus platos, es el gofio. El gofio, grano tostado de trigo o maíz, puede ser la parte fundamental del desayuno, acompañante de los diferentes guisos insulares, o incluso dar lugar a una peculiar variedad de turrón autóctono.
De la misma sencillez pueden hacer gala sus mojos, que no son otra cosa que salsas (aunque no todas las salsas), que acompañan a la mayoría de las comidas. El mojo picón (con pimiento, vinagre, aceite de oliva, ajos, comino, sal y pimentón) y el mojo verde (hecho a base de perejil y cilantro, con un sabor más suave), han alcanzado en Canarias la categoría de verdaderas instituciones. Pero existen muchas otras variedades de mojos: el mojo cilantro; mojo de ajo; mojo de azafrán, ideal para acompañar pescados; el mojo de queso; el almogrote gomero; o para ocasiones especiales, el singular mojo palmero.
Canarias, en plena ruta de navegación hacia América, vio en el pasado como su cocina se enriquecía con productos llegados de allá: el tomate, el plátano y la patata o papa. Este tubérculo da origen al que sin duda es una de sus preparaciones típicas más famosas: las Papas arrugadas, cocidas con piel en agua muy salada (a poder ser del mar) y que una vez preparadas se acompañan de mojo verde o rojo.

Pescados y mojos En unas islas nunca puede faltar el pescado, y las Canarias no son una excepción. Hay pescado de gran calidad: el cherne, la fula, la sama, la lubina, los sargos, bogas, caballas... y sobre todo la vieja. El pescado suele prepararse a la sal, a la espalda, o jareado (secado al sol y condimentado); el cazón, da lugar a los Tollos, plato típico regional... Como también a base de pescado está hecho el tradicional Sancocho (pescado salado, puesto en remojo la noche anterior, y que luego se hierve junto a papas a medio pelar, y batatas y se sirve con mojo picón o verde).
Como es natural, aparte de pescado, en un archipiélago no puede faltar el marisco. De todos, el más típico en Canarias es la lapa, durante los meses de verano, que suele tomarse a la plancha. También el burgado o la almeja.
En Canarias hay carne de todas clases. Si es posible no deje pasar la oportunidad de degustar un Conejo en salmorejo. Pero también se puede optar por el cabrito o la ternera. Y para concluir, la repostería autóctona a base de Bienmesabes ( miel y almendras molidas) , ñames o truchas navideñas (empanadillas rellenas de batata, almendras y pasas o cabello de ángel), quesadillas de la isla del Hierro, Torta Vilana de la Gomera, mazapanes y almendrados de Gran Canaria, rapaduras en La Palma, entre otras exquisiteces.

Paraíso de frutas El clima canario, tan diferente a todos los del resto del país, es especialmente propicio para el cultivo de diferentes frutas que en la península podríamos calificar de tropicales. Citar sólo al plátano, por ser el producto más representativo de las islas, sería quedarse corto. Hay muchas otras variedades frutícolas. Papaya, pera-melón, durazno, mango, aguacate o piña son algunas de las frutas, que el viajero podrá encontrarse a su paso por el archipiélago canario.

Vinos y restaurantes Estas islas albergan diez denominaciones de origen vinícolas: Abona, El Hierro, Lanzarote, la Palma, Tacoronte-Acentejo, Valle de Güimar, Valle de la Orotava, Icoden-Daute-Isora, Monte Lentiscal y Gran Canaria.
Y, aparte, algunas bebidas propias que conviene conocer, como el licor de plátano, o su particular derivado del ron, el ron-miel, o licores de diversas frutas que se están desarrollando en la actualidad.
Alguien que viaje al archipiélago canario no debe olvidarse de visitar el restaurante Mesón el Drago, con dos soles en la guía CAMPSA, en la isla de Tenerife; Anthurium, en las Palmas de Gran Canaria, que con una calificación de un sol en la guía CAMPSA, rinde homenaje a los productos típicos canarios, adaptándolos a nuevas fórmulas; o, con la misma calificación, el Cucharón, en Las Palmas de Gran Canaria; o el Jable y el Coto de Antonio en Tenerife. En el barrio de Vegueta, también en Las Palmas, hay que resaltar el restaurante Cho-Zacarías.

Cerrar