Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






Localización

Comunidad autónoma:
Castilla y León

Provincia/Isla:
Burgos

Burgos


Descubra uno de los parajes más bellos y espectaculares de la provincia de Burgos, al norte de España: las Lagunas de Neila. Cumbres y pinares rodean este inmenso espacio natural, del que surgen las aguas de unos lagos de origen glaciar. No le dé más vueltas y venga a conocerlas. Le aseguramos que se va a llevar una grata sorpresa.

Las Lagunas de Neila es uno de los paisajes más hermosos de la sierra de Burgos, un lugar donde no faltan los ríos, las cascadas y los bosques de pinos. La ruta que la atraviesa atrae cada año a miles de excursionistas. Cálcese las botas de montaña y dispóngase a vivir una inolvidable jornada de senderismo. Este enclave se sitúa donde limitan las provincias de Burgos, Soria y La Rioja. No tiene pérdida: si viene en coche, la mejor opción para llegar, basta con que siga la carretera que une los pueblos de Quintanar de la Sierra con Neila y, a la altura del puerto del Collado, enlace con la pista señalizada que le lleva directamente a las lagunas. Disfrute de este paraje serrano, agreste y salvaje, de gran interés ecológico gracias a su flora y fauna.

Un aparcamiento habilitado es la señal inequívoca de que debe dejar su vehículo. Es ahora cuando comienza realmente la excursión. El trayecto es sencillo, ideal para toda la familia. Tras una marcha sin apenas dificultades, las lagunas se suceden una detrás de otra. Después de una hora de camino aproximadamente, brotan, de una extensa pradera, las aguas frías, oscuras y misteriosas de la Laguna Negra, la más conocida de todas ellas. Admire este “circo”, el más grande y de formación más perfecta del Sistema Ibérico.

En invierno, todo adquiere un aire de postal navideña: las cascadas heladas, la nieve de las montañas reflejadas en el lago, los árboles envueltos por los copos blancos… Venga bien abrigado y con la ropa adecuada. Una recomendación: si le gusta la escalada, no olvide los crampones para ascender por los saltos de agua, congelados por el frío.

Aproveche para subir hasta La Campiña, la cumbre más alta de este entorno, que con sus más de 2.000 metros de altitud, es un mirador excepcional de esta zona llena de encanto. Si desea hacer noche, no se preocupe, porque existen varios refugios en excelentes condiciones abiertos todo el año.

Ya de vuelta, acérquese hasta Neila. Visite sus casones solariegos y venga hasta la cueva en la que nace el río Neila, una gruta muy atractiva para los aficionados a la espeleología. ¡Feliz viaje!





Imprescindibles