Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies





Si no quieres ser un turista “al uso” y siempre te ha gustado ver de primera mano cómo se fabrican las cosas, te proponemos varias ideas pensadas para conocer algunas tradiciones de España. Las siguientes zonas forman parte de la Red Española de Turismo Industrial. Todas ofrecen visitas, rutas y actividades de lo más entretenidas.



A Coruña. ¿Eres un lobo de mar?

Para sentirte como un marinero, apúntate a alguna de las excursiones en barco en las que el patrón explica el cultivo del mejillón. Una vez en tierra, siempre es un espectáculo asistir a la venta de pescados y mariscos en la lonja o pasar una jornada con las mariscadoras para ver cómo tejen una red. Si le has cogido el gusto al mundillo de los barcos, tienes que saber que en A Coruña todavía se puede apreciar cómo se construye un barco de madera artesanal. Pásate por localidades como Boiro o Ferrol, que tiene incluso su propia Ruta de la Construcción Naval. De hecho, la localidad de Ferrol ha sido en 2014 sede del Congreso Europeo de Turismo Industrial- Crossroads of Europe.

Alicante. ¿Jugamos?

Si viajas con tus hijos te proponemos un plan. La zona de la Hoya de Castalla es famosa por su tradición juguetera. En el municipio de Onil puedes visitar alguna fábrica de juguetes. A unos kilómetros, en una antigua estación de Denia, os gustará conocer el Museo del Juguete. Barcos de vela, cocinas de madera o fuertes con cowboys e indios harán que los “peques” se lo pasen en grande. Y para los “papás”, sugerimos una visita a Elche (con museos-tienda para la venta de calzado) y a Elda, que, con su Museo del Calzado y su concepto de “Factory Store”, es un lugar perfecto para combinar el “shopping” con el turismo industrial.
 

Parque minero de Almadén. A ponerse el casco

Ponte ropa y calzado cómodo para conocer el interior de una mina en Almadén, Ciudad Real. Te resumimos cómo será tu visita a esta zona declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Comenzarás en el Centro de Visitantes para dirigirte después a los antiguos talleres y castilletes de los pozos y al Centro de Interpretación de la Minería. A continuación, llega la hora de bajar a 50 metros de profundidad en una jaula de mina. El recorrido a pie se realiza por una auténtica mina explotada en los siglos XVI y XVII. Tendrás que llevar casco y una lámpara. Para salir, utilizaréis un tren de vagonetas y, una vez fuera, conocerás, entre otros lugares, el Museo del Mercurio.
 

Cádiz. Un poco de atún y una pizca de sal

Te aseguramos que el mundo del atún rojo y la técnica tradicional de la captura de almadraba son fascinantes. Compruébalo a bordo de un barco de pesca. En Cádiz hay cuatro Parques Naturales. En el de Bahía de Cádiz hay salinas que funcionan desde la época romana. Aquí podrás degustar pescado cocinado sobre ascuas de leña y sapina (flora salina que le da un sabor muy especial).
 

Murcia. Rutas entre minas, trenes y chimeneas

Antes de hablarte de rutas te proponemos una visita de lo más interesante: el Museo Naval de Cartagena y su “submarino Peral”. Y es que en Cartagena nació Isaac Peral, el inventor del primer submarino torpedero. Volviendo a las rutas, puedes elegir entre las siguientes: un recorrido por el Parque Minero – La Unión (4.000 metros cuadrados de galerías visitables a 80 metros de profundidad), una ruta en bote por el río Segura (para visitar una empresa de conservas y comprar vegetales y mermeladas riquísimos. Si quieres, podrás embotar tus propios tomates), la Ruta del Ferrocarril en Águilas y la Ruta por las antiguas chimeneas en Molina de Segura, hoy acompañadas por esculturas de artistas contemporáneos.
 

Segovia. Fábricas dignas de un rey

No hace falta que te pongas tus mejores galas para visitar la Real Casa de la Moneda, pero te gustará saber que fue fundada por el famoso rey Felipe II. Hoy en día, acoge también el Centro de Interpretación del Acueducto. Esta fábrica es la muestra de arquitectura industrial más antigua de España que todavía sigue en pie. Otra idea es visitar la Real Fábrica de Cristales, en La Granja de San Ildefonso, que en junio y julio organiza visitas teatralizadas. Allí encontrarás el Centro Nacional del Vidrio. Es uno de los edificios industriales más emblemáticos de Europa y allí podrás presenciar la técnica del soplado.
 

Una Sevilla diferente

Te sugerimos tres visitas especiales. En primer lugar, la Cartuja de Sevilla, que está abierta a visitas de particulares que quieran conocer la historia y el proceso de fabricación de piezas de loza. En segundo, una industria sombrerera en la localidad de Salteras (posee maquinaria y modelaje desde hace 125 años. Actualmente sólo existen 10 factorías de este tipo en el mundo). Y por último, el Museo de la cal de Morón, donde te guiarán “caleros” por los hornos.

Toledo. No son molinos, Sancho; son gigantes

Es lo que pensaba el conocido personaje literario Don Quijote de la Mancha. Si vas a Toledo podrás visitar estos famosos molinos de viento en localidades como Consuegra.

Para conocer las tradiciones de la zona también te gustarán el Museo del Azafrán (en Madridejos), el Museo del Bordado (en Lagartera), el museo Ruiz de Luna dedicado a la cerámica (en Talavera de la Reina) o las diversas tiendas de Toledo especializadas en la fabricación de espadas (¿te imaginas comprar una réplica de una espada de “El Señor de los Anillos”?)
 




X Cambiar a la versión móvil