Sala de la Fundación Pilar y Joan Miró en Palma de Mallorca

Tras las huellas de Miró en España

Nos disponemos a iniciar un viaje por la tierra y las obras de uno de los artistas más originales e influyentes del siglo XX: Joan Miró. Como compañeros de viaje tendrás la rebeldía, la imaginación, lo irracional, el color, extrañas construcciones geométricas, collages o esculturas surrealistas. Haremos paradas en su ciudad natal, Barcelona; en Mont-roig, un destino musa para Miró; en Madrid y su famoso Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y en Palma, donde Miró pasó sus últimos años. En este viaje sentirás el vínculo tan especial que Miró tenía con el entorno natural que le rodeaba en Mont-roig o en Mallorca, te estremecerás cuando te coloques delante de una de sus obras, conocerás un poco más a esta figura nombrada entre otras cosas honoris causa por la Universidad de Harvard o Medalla de Oro de las Bellas Artes y sobre todo, pasarás unos días inolvidables. Despegamos.

  • 1 Barcelona, ciudad natal
  • 2 Mont-roig del Camp, el refugio del artista
  • 3 Palma de Mallorca, últimos años
  • 4 Madrid, el complemento perfecto

Barcelona, ciudad natal

Joan Miró nació en Barcelona en 1893 y fue aquí donde presentó su primera exposición individual o donde nació su única hija. En la actualidad, esta increíble ciudad que tanto atrae a todo tipo de turistas está repleta de “huellas” de este artista que curiosamente comenzó trabajando como contable para acabar creando increíbles pinturas y una extensa producción en escultura y grabado. Te proponemos dedicar al menos un fin de semana completo para descubrir sus lugares más importantes. Y si dispones de más días, pues aún mejor. Si viajas en avión hasta el Aeropuerto de Barcelona – El Prat, tendrás al mismísimo Miró de anfitrión, ya que entre sus creaciones está el gran mural de cerámica que hizo para la Terminal 2 de este aeropuerto.

Una vez instalado, tu primera parada tiene que ser la Fundación Joan Miró, que fue creada por el propio artista y donde encontrarás obras muy conocidas como El oro del azur o Estrella matinal y podrás disfrutar de alguna exposición temporal. Tras esta visita, en la que ya conocerás mucho más la figura de Miró, ya puedes acercarte a otros puntos como la imponente escultura de más de 20 metros de altura Mujer y pájaro, en el Parque Joan Miró, o al pavimento del Pla de l´Os, en Las Ramblas, uno de los puntos más populares y céntricos de la ciudad. Te proponemos también una visita diferente: el encantador cementerio de Montjuïc, rodeado de vegetación mediterránea y con vistas al mar y donde está enterrado el artista. Por cierto, existen visitas guiadas a este cementerio el segundo y cuarto domingo de cada mes.

Mont-roig del Camp, el refugio del artista

Encontrarás esta pequeña población en Tarragona, a poco más de 120 kilómetros de la ciudad de Barcelona. En 1911 Miró se enfermó de fiebre tifoidea y pasó su convalecencia en una masía que acababan de comprar sus padres aquí. Parece que se enamoró del lugar y su naturaleza, ya que después pasó en Mont-roig muchas temporadas y sus paisajes le ayudaron a inspirarse. De hecho, él mismo llegó a afirmar “toda mi obra está concebida en Mont-roig”. ¿Sabías que una de sus principales obras, La masía, está basada en este lugar?

Lo recomendable para conocer el Mont-roig de Miró es visitar la Ermita de la Virgen de la Roca (donde el rojo de la roca lo impresionó) y la Platja de la Pixerota, donde dibujaba sus conocidas estrellas mironianas. Además, también te puedes acercar hasta el Centre Miró y ver el conjunto de cuadros relacionados con Mont-roig que pintó el catalán, el tapiz original El llargandaix de les plomes d´or y varios audiovisuales interesantes sobre el artista. El municipio además tiene preparado una especie de recorrido por los “originales de los originales”, basado en los lugares que inspiraron a Miró.

Palma de Mallorca, últimos años

Según Miró “Mallorca es realmente un país muy hermoso, en ciertos lugares, todavía se encuentra la frescura de los primeros días de la creación”. No vamos a ser nosotros los que contradigamos al artista, sobre todo porque estamos de acuerdo. La relación de Miró con Mallorca es especial: su madre era mallorquina, allí se casó con Pilar Juncosa y allí falleció. Te va a encantar conocer esta preciosa isla mediterránea de aguas turquesas. Una buena opción para llegar es coger un vuelo desde Barcelona hasta el aeropuerto de Palma de Mallorca, su capital (el vuelo dura sólo una hora).

En 1956 Miró se trasladó definitivamente a Palma, ya que allí se hizo construir una casa y el taller que siempre había soñado, diseñado por su amigo Josep Lluís Sert. Actualmente, este taller forma parte de la Fundació Pilar i Joan Miró que, por supuesto, te recomendamos no perderte. Entre otras cosas porque su sede está diseñada por Moneo y porque entre sus fondos hay más de 6.000 obras del artista. Si es verano, pregunta si acoge algún tipo de concierto en sus jardines. Y ya que estás en Palma, además de darte el baño de tu vida en alguna de las calas de la isla o visitar alguno de sus monumentos más famosos como la Catedral o el Castillo de Bellver, puedes aprovechar para conocer otros museos que también poseen obras del artista como la Fundación Juan March o el Es Baluard.

Madrid, el complemento perfecto

La fama de Miró traspasa fronteras y de hecho existen obras suyas en importantes museos de Chicago, Houston, Milán, París, Nueva York, Washington… Y como no podía ser de otra manera, en Madrid.

La capital de España está perfectamente comunicada (el vuelo desde Palma de Mallorca dura sólo alrededor de hora y media y para viajar entre Madrid y Barcelona dispones incluso de un puente aéreo con conexiones diarias y con una frecuencia de hasta 20 minutos en los días laborables). Anímate a visitar en pleno centro su famoso Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, con obras de Miró como Femme, oiseau, étoile (Homenatge a Pablo Picasso) (Mujer, pájaro y estrella [Homenaje a Picasso]). Además, tendrás al lado otros dos museos conocidísimos: el Museo Nacional del Prado y el Thyssen-Bornemisza. También es imprescindible visitar el Espacio Miró de la Fundación Mapfre (Paseo de Recoletos 23), dedicado al artista y con 65 de sus obras. Y si quieres ver una última muestra del arte de este artista, acércate hasta el Palacio de Congresos para ver en su fachada principal el mural hecho por Miró.

Consejos y curiosidades



  • A la hora de alojarte en Palma, quizá te interese saber que esta ciudad cuenta con el primer y único hotel temático dedicado a este artista, el Hotel Joan Miró Museum. De hecho, sus habitaciones están tematizadas y sus espacios comunes están decorados con obras del pintor.
  • ¿Te has fijado bien en nuestra web? Presta atención a nuestro logo en la parte superior izquierda. ¿Te resultan familiares los trazos y los colores? Efectivamente, se trata de un diseño del propio artista, el famoso Sol de Miró.
  • La influencia que ha tenido este artista en creadores posteriores ha sido innegable. Él mismo llegó a afirmar: “No es una obra lo que cuenta, sino la trayectoria del espíritu durante la totalidad de la vida, no lo que se ha hecho en el transcurso de ésta, sino lo que dejará entrever y facilitará de hacer a los demás, en una fecha más o menos lejana”.

¿Te ha resultado útil esta información?



¿Qué hacer en España? reserva aquí tu actividad



X Cambiar a la versión móvil

X
Spain SevillaMadridMálagaCórdobaValencia-ValènciaCoruña, ABarcelonaHuescaGranadaCádizCáceresGipuzkoaAlicante-AlacantRioja, LaLleidaMurciaCastellón-CastellóPontevedraAsturiasCantabriaBizkaiaToledoLugoBurgosAraba-ÁlavaAlmeríaJaénTarragonaÁvilaLeónTeruelGironaCiudad RealSegoviaBadajozSalamancaHuelvaZaragozaNavarraCuencaValladolidZamoraPalenciaSoriaAlbaceteOurenseGuadalajaraCanariasBaleares
X
Baleares IbizaMallorcaMenorcaFormentera
X
Canarias LanzarotePalma, LaFuerteventuraTenerifeGran CanariaGomeraEl Hierro