Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies





En España cuando llega el otoño, también llega un auténtico regalo para el paladar: las setas. En esta época, si va al mercado podrá hallar variedad de hongos comestibles. Y aún mejor, muchos bares y restaurantes preparan menús especiales o incluyen en su carta recetas basadas en estos frutos del bosque tan deliciosos. No se resista… ahora es el momento de caer en la tentación.

Con las lluvias, los bosques y montes de España se convierten en una singular “despensa” en la que es posible encontrar numerosas especies de setas comestibles. Tras pasar por la cocina, se transforman en un suculento bocado o en un sabroso acompañamiento, capaz de realzar el gusto de cualquier plato. Es un alimento pobre en grasa y con un alto porcentaje de agua, pero que resulta exquisito. Las setas, además, admiten multitud de formas de preparación: al horno, salteadas, rebozadas, fritas, a la brasa, en ensalada, cocidas, como guarnición... Todas para chuparse los dedos.

El otoño es la temporada por excelencia para consumirlas, aunque en otras épocas del año como la primavera también se producen estos manjares. Durante estos meses los restaurantes aprovechan para ofrecer a sus clientes un amplio abanico de guisos y recetas en los que los hongos constituyen el ingrediente principal. Lo mismo ocurre en bares y tabernas, que suelen incluir entre sus especialidades del día tapas y raciones de setas. En España por estas fechas es casi una obligación pedirlas, así que no se prive y pruébelas. Será el mejor momento para disfrutar de este plato rico y saludable.

Turismo micológico

En este tiempo no le van a faltar oportunidades para conocer las setas, tanto en la mesa como fuera de ella. En muchas zonas y poblaciones se celebran jornadas micológicas, durante las cuales se realizan cursos para aprender a distinguirlas, degustaciones y salidas guiadas al campo. También hay asociaciones micológicas de carácter regional o local que organizan actividades y excursiones con expertos. Incluso encontrará hoteles con paquetes temáticos que incluyen alojamiento, menús especializados, cursos de iniciación y salidas al campo. Es el caso, por ejemplo, de los fines de semana micólogicos que se suelen desarrollar en distintos Paradores de Turismo.

En toda España se pueden hallar setas, no obstante los sitios boscosos y de montaña como Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Navarra, Aragón, o Cataluña son los más productivos. En estas zonas es habitual hallar localidades con una oferta micológica diversa, que abarca desde senderos y actividades específicas, hasta establecimientos como bares, restaurantes o casas rurales. Lo más recomendable es que acuda a las Oficinas de Turismo o a las sociedades de micología del lugar para informarse de las posibilidades existentes.

El otoño tiene mucho sabor, el de las setas, y en España es muy fácil descubrirlo. ¡Buen provecho! Más información: Turismo de Castilla y León





Imprescindibles

X Cambiar a la versión móvil