Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Sentir la pasión del fútbol en España



¿Le gusta el fútbol? Entonces le gustará España. Porque de septiembre a junio, todos los fines de semana, podrá ver en directo a algunos de los mejores jugadores del mundo. Es el espectáculo de la Liga española, considerada de las competiciones más importantes de Europa. Buen fútbol rodeado de un ambiente inmejorable. No se quede con las ganas: venga a España y viva toda la emoción que encierra este deporte.

Si se encuentra en España y, paseando por la calle, nota que apenas hay gente, no se preocupe: seguro que es día de fútbol. Y es que estamos hablando del deporte rey en nuestro país. Durante la temporada de Liga, cientos de miles de personas acuden al campo los fines de semana para animar a su equipo y disfrutar de un campeonato que, por su nivel competitivo y por la calidad de los jugadores, está considerado como uno de los mejores del mundo. La fama internacional del fútbol español es tal que, cada año, multitud de personas se acercan a admirar la Sala de Trofeos del Real Madrid en el Santiago Bernabéu, o a conocer el Museo del Fútbol del FC Barcelona, uno de los lugares más visitados de esta ciudad.

Fútbol de primera… y más

Sin embargo, el espectáculo del buen fútbol no queda reservado únicamente para los sábados y los domingos. A diario, la emoción está garantizada con los partidos de competición europea: martes y miércoles se juega la Liga de Campeones, y los jueves, la Copa de la UEFA. ¿Quiere ver en directo remontadas increíbles, jugadas de auténtica fantasía y regates imposibles? En los estadios españoles no le resultará difícil. Pero también descubrirá otra cosa: en España el fútbol es una fiesta que se vive dentro y fuera del campo.

Horas antes del encuentro, ya podrá sentir el ambiente en los alrededores del estadio. Los bares y locales de la zona se van llenado de aficionados entusiasmados que se reúnen para tomar algo, comentar las posibilidades del rival y hacer pronósticos sobre el resultado. Llega la hora del partido y hay que entrar al campo. En las gradas, reinan la deportividad y la pasión por los colores: los hinchas lanzan cánticos para apoyar a su equipo, se aplauden las mejores jugadas (incluso las del contrario), y se protestan las decisiones del árbitro. Déjese llevar por esta atmósfera, seguro que pasa un rato divertido.

Entusiasmo compartido

Si se ha quedado sin entrada y el partido se retransmite por televisión, quédese a verlo en algún bar o pub: suele haber casi tanta animación como en el estadio. Una vez finalizado el encuentro, todavía queda tiempo para tomar algo mientras se comentan los lances del partido. A no ser, claro está, que la victoria signifique un título para el equipo o que se haya ganado al eterno rival. Entonces los aficionados van a celebrarlo a un lugar emblemático de la ciudad: cada equipo "tiene" el suyo propio, por ejemplo, la fuente de la Cibeles para los del Real Madrid, la de Canaletas para los del FC Barcelona o la de Neptuno para los del Atlético de Madrid.

Si desea ver un partido en directo, las entradas suelen ponerse a la venta varios días antes en las taquillas del estadio. Algunos clubes también ofrecen la posibilidad de comprarlas a través de su página web o llamando por teléfono. Si quiere vivir de cerca toda la emoción del fútbol, venga a España. Se convertirá en un auténtico forofo. Más información: UEFA





Imprescindibles


X Cambiar a la versión móvil