Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Paisaje y naturaleza en las playas de Cantabria




Localización

Comunidad autónoma:
Cantabria

Cantabria


Existe un lugar en el norte de España en el que le aguardan más de sesenta playas diferentes. Una costa de 200 kilómetros en la que se suceden extensos arenales finos y blancos junto a pequeñas calas encajonadas entre acantilados, marismas, rías y dunas. Paisajes espectaculares donde confluyen mar y montaña, y que convierten a Cantabria en un paraíso de contrastes que es obligado conocer.

Son muchos los motivos para visitar Cantabria, situada en la ruta de la España verde. A orillas del mar Cantábrico, esta región aparece como una playa continua, bañada por unas aguas transparentes y limpias, y enmarcada en un entorno paradisíaco. Se trata de una costa rica en paisajes y matices, de una diversidad extrema, en la que, junto a los arenales, aparecen suaves praderas, bosques y pueblos en los que se respira un inigualable sabor marinero. Basta con pasear por San Vicente de la Barquera, Santillana del Mar, Santoña o Laredo para sentir ese olor a salitre y admirar un patrimonio histórico artístico de primer orden, uno de cuyos máximos exponentes es la Cueva de Altamira, con las pinturas rupestres más importantes de la prehistoria.

En estos parajes espectaculares, abruptos y con los Picos de Europa como telón de fondo, emergen playas de reconocido prestigio, como demuestran las banderas azules, símbolo de calidad y excelencia, que ondean en diversos puntos de la región. Lugares apenas alterados por la mano del hombre, muchos de ellos aún casi vírgenes, y que son el escenario ideal para practicar en sus aguas multitud de deportes náuticos, como el surf, el windsurf, la pesca, la vela, el piragüismo o el submarinismo. Pero, a la vez, son playas idóneas para descansar y disfrutar de su entorno, rincones preciosos y perfectos en los que pasar una jornada con toda la familia.


Y es que, la costa de Cantabria, es mucho más que playa y mar: es, ante todo, naturaleza. Las reservas ecológicas y los parques naturales aparecen a lo largo y ancho de todo el litoral. La belleza del paisaje también se impone en zonas más turísticas como Castro Urdiales, Suances y, por supuesto, Santander, capital de la región, una ciudad hermosa y acogedora, que ofrece unas aguas tranquilas y protegidas del viento gracias a la bahía en la que se sitúa.

Estos son sólo algunos de los muchos atractivos que esconde Cantabria, una tierra surcada por valles, ríos, montañas, arenales, bosques y acantilados, en la que se respira naturaleza y cultura.





Imprescindibles