El 31 de diciembre en España es una celebración muy especial, en la que fiesta y diversión se alargan hasta bien entrada la madrugada. Si quiere empezar el año con buen pie, venga a disfrutar de la Nochevieja a Madrid y Barcelona. En estas dos ciudades se lo pasará fenomenal comiendo las tradicionales uvas de la suerte… ¡Y después también!

Quiere saber cómo recibimos el Año Nuevo en España? Tomando doce uvas. Según manda la costumbre, hay que comerlas de una en una, al compás de las campanadas que señalan la medianoche del 31 de diciembre. Quien consigue tomar todas a tiempo, además, tendrá un año lleno de suerte y prosperidad. Son el momento más esperado de la Nochevieja y, de hecho, las campanadas son retransmitidas en directo por televisión. Aunque no crea en la magia, pruebe la experiencia, descubrirá lo divertido que resulta.



Las campanadas de la Puerta del Sol

Hay un punto especialmente emblemático para vivir esta tradición de fin de año: la Puerta del Sol de Madrid . Ese día, lo habitual es reunirse con la familia o con los amigos para disfrutar de una cena suculenta y tomar luego las doce uvas. En la capital de España, miles de personas acuden al reloj de la Puerta del Sol cada Nochevieja para comerlas y celebrar la llegada del Año Nuevo. El sitio se convierte en una gran fiesta colectiva y el ambiente es fantástico. El confeti y las serpentinas vuelan por todas partes; la música, los matasuegras y las trompetas no paran de sonar; la gente va disfrazada con pelucas, gorros y máscaras; y las ganas de pasarlo bien reinan sobre todo.

En la ciudad de Barcelona , quienes salen a la calle a tomar las uvas suelen congregarse en la Plaza de Catalunya. Si usted también desea compartir los últimos minutos del “viejo” año de esta forma, tenga en cuenta que la gente empieza a llegar al lugar bastante antes de la medianoche para conseguir sitio, especialmente en Madrid, donde se reúne una auténtica muchedumbre.

La fiesta después de las uvas

Tras las uvas, se produce una explosión de alegría multitudinaria. Se descorchan botellas de cava y se brinda con todo el mundo, con los amigos, la familia y la gente de alrededor. Risas, bromas, felicitaciones, buenos deseos… Sólo es el comienzo, porque por delante aguardan horas y horas de diversión. Las calles se inundan de grupos de amigos y jóvenes, y los coches saludan al año nuevo con sus bocinas. Comprobará que resulta imposible no dejarse arrastrar por el bullicio general.

En los bares, pubs y discotecas de ambas ciudades se preparan fiestas de Nochevieja en las que no se para de bailar hasta el amanecer. También en numerosos hoteles y restaurantes se organizan celebraciones de Nochevieja, que incluyen un menú especial para la cena, las uvas, el baile posterior y la animación. Si se decide por alguna de estas opciones, es recomendable que reserve mesa o compre la entrada para la fiesta con antelación.

Al día siguiente

¿Y cuánto dura el fin de año? Pues hasta que el cuerpo aguante. Para rematar la noche, antes de irse a la cama, nada mejor que reponer fuerzas comiendo el tradicional chocolate con churros . ¡A esa hora saben a gloria! En Madrid, es muy típico ir a tomarlo a un conocido local del centro: la chocolatería de San Ginés.

El día siguiente, el de Año Nuevo, lo pasará con más tranquilidad, ya que las tiendas y comercios cierran, y son pocos los bares y restaurantes que abren. Aproveche para pasear por la ciudad y la descubrirá desde una perspectiva distinta y también muy agradable, con poca gente. Otro plan perfecto para esa jornada son los parques. En Madrid, el Retiro es uno de los muchos jardines que podrá visitar; y en Barcelona, el parque Güell , obra de Gaudí declarada Patrimonio de la Humanidad, el de Montjuic o el de la Ciudadela son algunos ejemplos.

Algunos consejos…

Respecto al transporte público, debe saber que en Madrid, el 31 de diciembre, los servicios de autobús y metro acaban antes de lo habitual, mientras que en la madrugada del 1 de enero comienzan más tarde. En Barcelona, en cambio, el metro funciona de manera ininterrumpida toda la noche. Además, si prefiere utilizar el taxi como medio de transporte en Nochevieja lo mejor es solicitarlo por teléfono previamente, porque esa noche la demanda de vehículos aumenta considerablemente.

Disfrute de una Nochevieja diferente en Madrid y Barcelona, compartiendo las tradiciones de España. Vivirá una fiesta memorable.




¿Te ha resultado útil esta información?




Imprescindibles




X Cambiar a la versión móvil

X
Spain SevillaMadridCórdobaValencia-ValènciaMálagaCoruña, AGranadaBarcelonaHuescaCastellón-CastellóCádizLleidaCáceresRioja, LaMurciaAlicante-AlacantPontevedraAsturiasBizkaiaGipuzkoaCantabriaLugoBurgosToledoAlmeríaJaénTarragonaHuelvaAraba-ÁlavaÁvilaCiudad RealLeónZaragozaGironaTeruelSalamancaZamoraBadajozSegoviaCuencaNavarraPalenciaValladolidSoriaOurenseAlbaceteGuadalajaraCanariasBaleares
X
Baleares MallorcaIbizaMenorcaFormentera
X
Canarias LanzarotePalma, LaTenerifeGran CanariaFuerteventuraGomera