Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies





Ampliaciones de lujo para exhibir algunas de las mejores colecciones de pintura del mundo. Edificios históricos rehabilitados donde se vive el arte contemporáneo. Centros de vanguardia cuyo exterior atrae tanto como el interior. Los museos en España están cambiando: los espacios se adaptan al espectador para que participe activamente y su arquitectura es otra obra de arte más a admirar.

En España la experiencia de visitar un museo empieza a ser diferente. Poco a poco, se han ido transformando en lugares donde el público puede disfrutar del contenido y del edificio en muchos sentidos. Cada vez con más frecuencia, acudir a un museo en España no sólo significa contemplar obras de arte, también equivale a descubrir diseños arquitectónicos sorprendentes, cenar en restaurantes de primera, asistir a espectáculos multimedia, o charlar en una acogedora cafetería.

Los museos de arte contemporáneo abiertos en los últimos años surgen marcados por esta tendencia. Junto al famoso Museo Guggenheim Bilbao, han ido apareciendo otros centros que llaman la atención por su estética. El MUSAC de León, por ejemplo, ha ganado el Premio Mies van der Rohe de arquitectura de la Unión Europea. Mientras, en Vitoria-Gasteiz el complejo del Artium, en pleno centro, se concibe como una gran plaza pública debajo de la cual, siguiendo el modelo de una bodega, se encuentran la mayoría de las salas de exposición.

Por otro lado, en otras ciudades de España se mezcla vanguardia y tradición, rehabilitando edificios históricos que acogen hoy arte moderno. Es el caso del museo Marco de Vigo o del Es Baluard de Palma de Mallorca, instalado en una fortaleza renacentista, que destaca por el curioso sistema de rampas, claraboyas y balcones con el que se comunican sus diferentes plantas. No son los únicos: el claustro del siglo XVI del Monasterio de San Benito de Valladolid es la sede del museo Patio Herreriano, y en Sevilla el Monasterio de la Cartuja aloja el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC).

Tampoco podemos olvidar los museos "clásicos", que también se renuevan. Los tres protagonistas del Paseo del Arte de Madrid - el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Museo Nacional Reina Sofía- han ampliado sus instalaciones, han modernizado su imagen y ofrecen a sus visitantes espacios más innovadores, cálidos y atractivos. Tras la ampliación del Reina Sofía, diseñada por el conocido Jean Nouvel, la más reciente ha sido la del Museo del Prado, firmada por el español Rafael Moneo, cuyas soluciones arquitectónicas no dejan de recibir halagos. El IVAM de Valencia es otro museo consolidado, que ya está inmerso en sus planes de expansión.

Visite los museos de España y descubrirá una nueva forma de vivir el arte.





Imprescindibles