Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Monumentos megalíticos: misterio y belleza en las Islas Baleares




Localización

Comunidad autónoma:
Baleares

Baleares


Son muchos los secretos que aguardan en las Islas Baleares. Ya desde épocas milenarias, el arte tomó forma de misteriosas construcciones. Son las huellas de los primeros pobladores del lugar, monumentos prehistóricos que hacen del archipiélago un auténtico museo al aire libre.

Inmensos monumentos megalíticos dan testimonio de la presencia humana en Baleares antes incluso del nacimiento de la historia. Modelados en formas tan atractivas como extrañas, los talayots, taulas, navetas y dólmenes se integran con armonía en parajes únicos, dominados por el sol y con el mar siempre como telón de fondo. Conocer estas construcciones prehistóricas puede ser una magnífica excusa para acercarse a unas islas únicas, que gracias a sus recursos naturales, a su amplia oferta de ocio y deportes, y a sus excepcionales infraestructuras, se han convertido en el destino turístico elegido por miles de personas desde hace décadas.

Son muchos los talayots, grandes torreones defensivos, que están repartidos por Baleares. En Mallorca sobresale el conjunto de Capocorb Vell, en la localidad de Llucmajor, que conserva restos de estas fortificaciones; el poblado de Son Fornés, en Montuïri; o el poblado prehistórico de Ses Païses, en Artà, del 1.300 a. de C., y declarado Monumento Histórico Artístico en 1946.

Menorca , la isla situada más al norte del archipiélago, es todo un paraíso arqueológico. Se estiman en más de mil sus monumentos prehistóricos. Las alternativas que ofrece esta isla en este sentido son muy variadas, aunque por su espectacularidad destacan los talayots de los poblados de Trepucó, Torelló y Talatí de Dalt.

Uno de los monumentos megalíticos únicos en el mundo son las Taulas, estructuras que se asemejan a una mesa (de aquí su nombre), con una altura en torno a cinco metros y una losa superior apoyada en forma de “T”. Sólo se encuentran en Menorca, donde quedan 30 taulas, como las situadas en la Torre d'en Gaumés o Son Catlar. El patrimonio prehistórico de las Baleares se enriquece también con las navetas, sepulturas colectivas entre las que destaca la Naveta des Tudons, fechada entre los años 3.000 y 1.300 a. de C., en la localidad de Ciutadella.

El Archipiélago ofrece otras posibilidades como perderse por calas recónditas y recorrer sus múltiples playas; sumergirse en aguas limpias y transparentes en las que practicar deportes náuticos; descubrir sus pueblos del interior, llenos de armonía y sosiego, sus abruptas montañas; disfrutar de sol todo el año; acercarse hasta sus campos de golf; adentrarse en su gastronomía, de origen sencillo, con productos tan típicos como la sobrasada y la ensaimada, y platos tan exquisitos como la caldereta de langosta, el tumbet de pescado... Todo es posible en las Islas Baleares.





Imprescindibles

X Cambiar a la versión móvil