Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies





Casas encantadas

El corazón late a gran velocidad, el vello se eriza, los sentidos están alerta, los músculos se tensan, la adrenalina fluye… el miedo nos conquista. Si te atrae lo desconocido, no dejes pasar la oportunidad de visitar los lugares más intrigantes de España. Completa su viaje yendo a los sitios más emocionantes para comprobar, de primera mano, los inexplicables sucesos que allí acontecen. Si no te gusta pasar miedo, no sigas leyendo. ¿Sientes curiosidad? Te proponemos algunos ejemplos.

En pleno centro de Madrid, cerca de la Plaza de Cibeles, se encuentra el Palacio de Linares, una construcción del siglo XIX que encierra una conocida leyenda. Según ésta, el marqués de Linares se casó con Raimunda sin saber que era hija ilegítima de su padre. Al descubrir que eran hermanos, vivieron al margen de la sociedad y en el más absoluto de los secretos hasta el fin de sus días. Existen varios testimonios de personas que han visto figuras fantasmales en las dependencias del palacio e, incluso, se han recogido psicofonías, sonidos no perceptibles para el oído humano pero registrados en una grabación.

Si paseamos por la calle Mesones, en Granada, podemos ver el edificio de la antigua Diputación, sede actual del Catastro, conocido por todos los granadinos por los extraños sucesos de los que muchos han sido testigos. Extrañas luces, objetos que se mueven solos o gritos femeninos son sólo algunos ejemplos de los enigmas que envuelven el edificio de la antigua Iglesia de la Magdalena donde, según dicen, se encontraron los cadáveres de varias jovencitas que habían sido emparedadas.

Museos con algo más que arte

Si después de disfrutar del sol y del mar en Tenerife quiere hacer algo diferente, no dudes en visitar el Museo de Historia, en La Laguna, antigua residencia de los Lercaro. Cuenta la leyenda que la joven Catalina, hija de Antonio Lercaro, se quitó la vida en el inmueble tras conocer la noticia de su boda concertada con un hombre mucho mayor que ella. Trabajadores del museo narran asombrosos relatos sobre puertas que se abren y se cierran solas, ruido de pisadas, repentinas bajadas de temperatura o siluetas femeninas que desaparecen al instante.

El Museo Reina Sofía de Madrid fue un hospital construido bajo el mandato del rey Carlos III, en el siglo XVIII. Durante la Guerra Civil Española se convirtió en un improvisado cementerio donde, entre otros, descubrieron los cadáveres de varias monjas. En la actualidad, hay personas que dicen haber oído ruidos de cruces que las religiosas se ataban a la cintura. También han visto cómo los ascensores se ponían en marcha solos e incluso algunos afirman haber visto las figuras de las monjas vagando por los pasillos.

En Cáceres, podrás ser testigo de la cultura musulmana visitando la Casa Museo Árabe. Además de conservar el testimonio de una civilización, es el hogar, según cuentan, del fantasma de una mujer árabe. Abrazos sin extremidades visibles, golpes en las puertas, ventanas que se abren y ruidos en la noche son sólo algunos de esos extraños fenómenos.

Pueblos con misterio

Mussara, en la provincia de Tarragona, es un pueblo abandonado cuya mayor peculiaridad es la espesa niebla que lo rodea. Existen casos de personas que se han desorientado debido a ella y se han perdido. Algunas regresaron y pudieron constatar cómo habían pasado varias horas en los que a ellos le parecieron minutos. Muchos afirman que el pueblo es una puerta dimensional a otras realidades.

Otro pueblo abandonado, Ochate, en Burgos, es sinónimo de fenómenos paranormales. Hay quien ha presenciado la existencia de extrañas luces, desapariciones de personas en insólitas circunstancias y psicofonías.

Nadie puede asegurar que todos estos sucesos sean ciertos, pero sí tienen los ingredientes suficientes como para animarse a investigar. ¿Te atreves?





Imprescindibles