Patio sur del Museo Arqueológico Nacional. Sala del Foro Romano. Madrid © Luis Asín. Museo Arqueológico Nacional

10 claves sobre las grandes civilizaciones de la historia de España

Vamos a contarte una historia. Pero no es una cualquiera, sino la historia de la humanidad. Ahí queda eso. Comenzaremos hace un millón de años, con los primeros humanos que habitaron el Viejo Continente. Seguiremos siendo testigos de cómo se creaban las pinturas rupestres hasta llegar a ver de qué fueron capaces grandes civilizaciones como la egipcia o poderosos imperios como el de la antigua Roma. Y todo esto sin salir de España. ¿Te lo crees?

1) Hace mucho tiempo… Cuando el “Homo Antecessor” habitaba la tierra

Quítate el traje, ponte las pieles y coge la lanza, porque nos vamos directos a la Prehistoria. Vale… no hace falta que te vistas con pieles, basta con que te acerques hasta los Yacimientos de Atapuerca, en Burgos. Son de los más importantes del mundo ya que en ellos se han encontrado fósiles de cinco especies distintas como el "Homo Antecessor" y el "Homo Heidelbergensis". Como si fueras un auténtico arqueólogo podrás visitar ciertas zonas y acercarte después hasta la ciudad de Burgos (a poco más de 20 kilómetros de Atapuerca) para conocer el Museo de la Evolución Humana.

2) Y, de repente, el hombre descubrió el arte

Existen pocas sensaciones tan impactantes como colocarse debajo de techos decorados con pinturas rupestres. De repente, el peso de la historia, se hace presente. Y si hay un lugar en España perfecto para tener esta experiencia, es Altamira y sus cuevas, en Cantabria. Curiosamente fue una niña la primera en ver las famosas pinturas del primer lugar en el mundo en el que se identificó la existencia del Arte Rupestre del Paleolítico superior. Las figuras de bisontes, caballos, ciervos, manos… están tan bien conservadas que estremece pensar que fueron hechas entre hace 35.000 y 13.000 años antes del presente. El acceso a la cueva está limitado (consulta aquí las condiciones) y por ello se ha creado un réplica exacta en un museo más que recomendable. Para saber más sobre esta historia quizá te interese que recientemente se ha estrenado la película Altamira, que cuenta con actores como Antonio Banderas.

3) Tras la huella de los fenicios

¿Sabías que la ciudad que es considerada la más antigua de Occidente está en España? Te hablamos de Gadir, la actual Cádiz, que fue fundada en el 1.100 a.C. por los fenicios. Puedes visitar un Yacimiento Arqueológico en el que fuera el punto más alto de la antigua isla de Erytheia para ver cómo eran las viviendas, el trazado de las calles y los utensilios del S IX a.C. También fueron los fenicios los fundadores de otro lugar encantador en España, la isla mediterránea de Ibiza. En la costa sur de la isla, en el municipio de Sant Josep de sa Talaia, puedes visitar el asentamiento fenicio de Sa Caleta que se remonta a finales del S. VIII a.C. para imaginar cómo era la vida de aquella colonia comercial. Y, por supuesto, no te puedes ir sin conocer la necrópolis del Puig des Molins, la mayor y mejor conservada del mundo de la época fenicia y de un valor histórico increíble.

4) Vestigios de la cultura celta

Damos un salto más hacia delante en el tiempo y nos vamos hasta el noroeste de España, a Galicia, para conocer sus castros. Te situamos: estamos en plena Edad de Hierro y entramos en poblados fortificados que estuvieron en uso durante más de 1.000 años (desde el siglo VI a.C. hasta el VI d.C.). Una de las mejores cosas de visitar este tipo de lugares es que están en zonas altas y las vistas que tendrás son espectaculares. En Galicia hay cientos, aunque algunos de los más famosos son el de San Cibrao de Las, el de Viladonga, el de Baroña y el de Santa Tegra. También los encontrarás en Asturias, donde quizá el más importante es el Castro de Coaña.

5) El único templo egipcio en España

Nos ponemos ceremoniosos para entrar en un templo dedicado a los dioses Amón e Isis. Pudiera parecer que estamos hablando de Egipto, pero no, hablamos de Madrid.  En pleno centro, cerca de la Plaza de España, luce orgulloso el Templo de Debod que se inició a comienzos del siglo II a.C. y se amplió en la época de los emperadores romanos Augusto y Tibero. Pero, entonces, ¿cómo acabó en la capital de España? Pues porque fue donado en 1968 por el gobierno egipcio para evitar que se inundara por la construcción de la presa de Asuán. Además de intentar descifrar las escenas de su interior, te aconsejamos que estés allí justo en la puesta del sol. ¡Menudo atardecer!

6) El legado del Imperio Romano: Hispania

Seguimos avanzando en la línea temporal. Desafiando el paso del tiempo, en España encontrarás multitud de pruebas de la que fuera Hispania. Estamos en época de gladiadores, de emperadores y de impresionantes construcciones. En esta ocasión vamos a quedarnos con dos ejemplos de monumentos que dejan con la boca abierta a cualquiera. El primero: el Acueducto de Segovia. Son 167 arcos de piedra unidos sólo por el equilibrio de fuerzas, sin argamasa. Normal que la leyenda dijera que era obra del diablo. El segundo: el Teatro de Mérida. Fue construido entre los años 16 y 15 a.C. para albergar a ¡6.000 espectadores! La magia de este lugar es que todavía hoy se pueden ver allí representaciones.

7) El mundo de los visigodos

Tras la caída del Imperio Romano, la civilización de los visigodos estuvo instalada desde el siglo V al siglo VIII en España. Eligieron Toledo como capital de su reino. De hecho en esta alucinante “Ciudad de las Tres Culturas” se encuentra un museo dedicado a la cultura visigoda en la Iglesia de San Román y sus calles están llenas de su arte. Otro lugar curioso es Recópolis (en Guadalajara), una ciudad que fue fundada 578 por el rey Leovigildo y de la que hoy quedan restos arqueológicos. Y como guinda a esta etapa visigoda, no hay que perderse el Tesoro de Guarrazar que se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Las coronas decoradas con oro y gemas son alucinantes.

8) Ocho siglos de cultura musulmana: Al-Andalus

La llegada de los árabes en el año 711 fue el inicio de un largo periodo que nos ha dejado monumentos asombrosos. Vamos a escoger dos magníficos ejemplos que puedes visitar, ambos en Andalucía.  Empezamos por la Mezquita-Catedral de Córdoba que es, seguramente, el monumento más importante de todo el Occidente islámico. En su historia (que va de los siglos VIII al XVIII) se resumen la evolución del estilo omeya en España. Cuando te adentres en el monumento y tengas a tu alrededor más de 1.000 columnas y arcos bicolores creerás estar en otro mundo. No muy lejos, en la ciudad de Granada, encontramos el que para muchos es el monumento más bonito de España: La Alhambra. Comenzó a construirse en el siglo XIII, en la época de los Reinos de Taifas. Los palacios y jardines que forman La Alhambra son de tal belleza que dan ganas de quedarse allí eternamente.

9) El momento de los Reinos cristianos

En 1492 acaba el periodo anterior con la toma de Granada por parte de los Reyes Católicos y con el Descubrimiento de América y comienza a configurarse lo que es la España actual. En el terreno del arte, España experimentará los grandes estilos de la época medieval: el románico y el gótico. Si nos centramos en el románico tenemos, sin duda, que recomendarte una ciudad: Santiago de Compostela, en Galicia. Su catedral actual, que comenzó a construirse en el 1075, es además de hermosa un lugar especial: el destino final de los peregrinos que recorren el Camino de Santiago, ya que la historia cuenta que allí se descubrieron las reliquias del Apóstol. A la hora de hablar de gótico, con el que los templos se hacen cada vez más altos y con grandes vidrieras de colores, no podíamos olvidarnos de algunos de sus grandes ejemplos: las Catedrales de Burgos, León y Toledo.

10) Hasta el infinito y más allá

Antes de llegar al país que conocemos hoy, España vivió las épocas de grandes dinastías como los Austrias y los Borbones. Por ejemplo en el Madrid de los Austrias existió el Alcázar, un inmenso edificio que se incendió en 1737 y sobre el que se levantó después el impresionante Palacio Real de Madrid y sus jardines que existen hoy en día. De hecho, todos los movimientos artísticos que llegaron tras el gótico fueron dejando su huella en España. Desde el Renacimiento (Úbeda y Baeza son buenos destinos para descubrir ejemplos del mismo) hasta el barroco, el neoclasicismo o el modernismo, ya en el S. XX. De este último estilo puede presumir sobre todo una ciudad: Barcelona. ¿Conoces las grandes obras de Gaudí como la Sagrada Familia, el Park Güell o la Casa Milà?

No sabemos qué otras grandes civilizaciones depara el futuro para España. Lo que sí sabemos es que hasta ahora hemos pasados por glaciaciones, descubrimientos, diferentes culturas, cambios en el pensamiento… El viaje ha sido movido, pero, sobre todo, apasionante. 


¿Te ha resultado útil esta información?




X Cambiar a la versión móvil

X
Spain SevillaMadridCórdobaValencia-ValènciaMálagaCoruña, AGranadaBarcelonaHuescaCastellón-CastellóCádizLleidaCáceresRioja, LaMurciaAlicante-AlacantPontevedraAsturiasBizkaiaGipuzkoaCantabriaLugoBurgosToledoAlmeríaJaénTarragonaHuelvaAraba-ÁlavaÁvilaCiudad RealLeónZaragozaGironaTeruelSalamancaZamoraBadajozSegoviaCuencaNavarraPalenciaValladolidSoriaOurenseAlbaceteGuadalajaraCanariasBaleares
X
Baleares MallorcaIbizaMenorcaFormentera
X
Canarias LanzarotePalma, LaTenerifeGran CanariaFuerteventuraGomera