Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies






  • x

    Patrimonio Mundial, certificación concedida por la UNESCO.


El flamenco es una expresión artística popular de gran tradición que forma parte de la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

Este arte combina la música vocal, la danza y el acompañamiento musical (denominados cante, baile y toque) y tiene su origen fundamentalmente en Andalucía y en otras regiones como Murcia y Extremadura. Es una manifestación cultural con siglos de historia (algunos expertos sitúan su origen en el siglo XVIII, cuando comenzó a crecer su popularidad) es la más representativa del folclore de Andalucía y una de las expresiones artísticas más conocidas de España. Supone un verdadero signo de identidad de numerosas comunidades, como la etnia gitana, y se transmite de generación en generación a través de dinastías de artistas, familias, peñas de flamenco, diversos festivales de gran relevancia y escuelas y tablaos flamencos, cada vez más numerosos.

Son múltiples las figuras del flamenco cuyos trabajos han obtenido gran reconocimiento, como Antonio Gades, Enrique Morente, Eva La Yerbabuena, La Niña de la Puebla, Joaquín Cortés, Antonio Canales, Rafael Amargo, Antonio “El Bailarín”, Camarón de la Isla, Cristina Hoyos o Carmen Amaya, entre otros.

Tanto el cante como el baile pueden expresar multitud de variados sentimientos. El cante, además de por la guitarra flamenca, también se puede acompañar por castañuelas, el “cajón”, palmas y taconazos y posee diversos “palos” o variedades (la toná, la soleá, la seguiriya, el fandango, las sevillanas…), en función de su carácter, su origen... Por su parte, el baile posee una técnica compleja y su interpretación varía según quién la realice.





X Cambiar a la versión móvil