Localización

Gipuzkoa


No se puede abandonar Donostia-San Sebastián sin haber ido antes de pinchos. Porque los pinchos en esta ciudad del norte de España llegan a alcanzar la categoría de auténticas delicias de alta cocina en miniatura. Son exquisitos a la vista, pero aún más en el paladar. Los bares del Casco Viejo están repletos de bocados sugerentes y de personas que los devoran con placer, acompañándolos de vino o de “zuritos” (cerveza). Hay tanta variedad y la presentación es tan atractiva, que el ritual de recorrer la barra con el plato para elegir la comida se convierte a veces en una tarea difícil. La costumbre es ir cambiando de bar en bar, para probar las especialidades de cada establecimiento.

También existen talleres gastronómicos donde puedes aprender a preparar pinchos de la mano de un cocinero. Primero, comprarás los productos en el mercado, luego los elaborarás y, después lo mejor, la degustación.




Imprescindibles


X Cambiar a la versión móvil