Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies





Si te gusta navegar, España es un destino que te encantará por muchas razones. Por el buen tiempo, la diversidad de entornos que ofrece su costa, la calidad de las instalaciones… Y porque alquilar un barco es sencillo. Conocer España desde el mar, en un charter, puede ser una opción muy divertida para disfrutar con amigos o en familia. Descubre cómo.

Casi 8.000 kilómetros de costa variada, con islas, acantilados, calas, playas salvajes y bahías urbanas. Buenos vientos y temperaturas agradables para poder navegar la mayor parte del año. Cerca de 110.000 amarres y más de 320 puertos deportivos que van incrementándose cada nueva temporada. Es lo que encontrarás en España, suena bien ¿verdad? Sobre todo, si deseas realizar una travesía o pasar las vacaciones a bordo de un velero. Hacerlo te resultará más fácil de lo que imaginas, porque no necesitas tener un barco en propiedad: el charter náutico es una excelente alternativa al alcance de cualquier bolsillo para disfrutar del mar.

En España hallarás diferentes posibilidades para elegir, desde excursiones de un día o programas más amplios, hasta alquileres de varias semanas. Gran parte de la oferta se concentra en el litoral del mar Mediterráneo, principalmente en las Islas Baleares, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Sin embargo, en otras zonas también descubrirás una lista creciente de empresas: es el caso, por ejemplo, de Andalucía y Murcia; o en la costa atlántica, Galicia. Las Estaciones Náuticas de España suponen una magnífica opción a la hora de planear un charter, ya que te prepararán un viaje a medida y con todo detalle. Utilizando el buscador de actividades náuticas de www.spain.info podrás conocer cuáles de ellas ofrecen este servicio.

Conviene saber…

Las embarcaciones se pueden contratar con o sin tripulación, de tal manera que, si posees el título de patrón, podrás gobernar la nave de recreo tú mismo. En cuanto al seguro y al resto de la documentación obligatoria, no tendrás que preocuparte de nada ya que la empresa de alquiler se encargará de facilitártela. El barco te lo entregarán con los elementos y accesorios necesarios para garantizar una navegación segura. Es recomendable que antes de partir solicites una hoja con el inventario del material incluido, porque cuando lo devuelvas puede ser muy útil si ha habido alguna pérdida o deterioro.

Respecto al precio, oscilará en función del periodo de arrendamiento, el tipo de barco que sea y de si está incluida la tripulación. Ten en cuenta que la ley permite que a bordo de una embarcación de recreo vayan 12 personas como máximo, así que si reúnes a un grupo de amigos no sólo te lo pasarás bien, también podrás compartir los gastos. Además, es conveniente que planifiques el charter con antelación, sobre todo si piensas realizar la travesía en los meses de verano: por un lado, es la época de mayor demanda; y por otro, porque muchas empresas premian con ofertas y descuentos a quienes se anticipan.

Navegar por España es sencillo y un auténtico placer. ¿A qué esperas para lanzarte a descubrirlo?   Más información: Asociación Española de Estaciones Náuticas





Imprescindibles


X Cambiar a la versión móvil