Cortijos de Andalucía: el encanto de lo rural




Localización

Andalucía


¿Buscas tranquilidad y confort en sus vacaciones? Elige los cortijos de Andalucía, en el sur de España, típicas casas de campo restauradas y convertidas en alojamientos singulares. Comprobarás cómo combinan su sencillez y sabor rural con grandes comodidades en su interior. No pierdas la oportunidad de pasar unos días en estas estancias situadas en Parques Naturales, cerca de la playa o de la ciudad. Relájate y descubre el espíritu y la cultura de Andalucía.

Ideales para el descanso, para alejarse de los ruidos y rodearse de bellos entornos. Así te parecerán los cortijos de Andalucía, estancias que conservan el esplendor de tradicionales y espaciosas fincas rurales que más tarde fueron residencias de nobles. ¿Te imaginas poder ponerte cómodo en espaciosos salones con chimenea de leña, contemplar la belleza de un gran patio central o dormir en habitaciones que cuidan cada detalle? Además, en muchos de ellos, podrás pasear por jardines privados con palmeras en los que no olvidarás los olores del azahar o del jazmín. Esto y mucho más te ofrecen los cortijos, una verdadera garantía de calidad y comodidad.

Lo mejor de estos establecimientos no está sólo en su interior, sino en todo lo que les rodea. Y es que podrás encontrar cortijos tanto en los extensos campos y fincas andaluces como cerca de los Parques Nacionales de Doñana y Sierra Nevada o a pocos minutos en coche de las mejores playas del sur de España. Te llevarás un grato recuerdo de las hermosas vistas y la luminosidad de estas tierras que hacen brillar al color blanco típico de los cortijos.

Un mundo de actividades con encanto rural

Si eliges un cortijo andaluz para tus vacaciones, prepárate también para divertirse. ¿Por qué? Porque muchos de ellos te ofrecerán actividades de ocio que harán más amena tu estancia y te darán la oportunidad de descubrir un modo de vida típico de Andalucía. Por ejemplo, ¿te gustaría conocer el mundo del toro? Algunos cortijos están preparados para mostrarte cómo es una ganadería de estos animales a la vez que te ofrecen participar en capeas en una plaza de toros.

Además, podrás practicar actividades en plena naturaleza como senderismo, hípica o rutas en 4x4 o en bicicleta. Y después de una jornada completa, ¿qué mejor que degustar platos de la comida tradicional de Andalucía? Los cortijos te los ofrecerán en sus restaurantes y muchos de ellos te organizarán comidas camperas donde también podrás probar algunos de los mejores vinos de la zona.

En definitiva, los cortijos son alojamientos desde los que podrás conocer Andalucía, descubrir su arquitectura popular y además sentirte como en casa gracias a su trato inmejorable. No te pierdas estos bellos edificios con historia. Disfruta de tu estancia.




Imprescindibles

X Cambiar a la versión móvil