Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Ciudades "lentas" para olvidar el tiempo



Las ciudades lentas te invitan a olvidar el vertiginoso ritmo de vida que llevas. Quieren que disfrutes de la paz y el sosiego de un rato en la plaza del pueblo, de una larga sobremesa en una terraza o del laborioso trabajo de artesanos en los talleres. En ellas podrás porque son ciudades de menos de 50.000 habitantes que cumplen una serie de requisitos que la reconocen como municipios por la calidad de vida.

Actualmente en España hay seis ciudades lentas: Begur y Pals, en Cataluña; Bigastro, en la Comunidad Valenciana; Lekeito y Mungia, en el País Vasco, y Rubielos de Mora, en Aragón. Para que te hagas una idea de lo que encontrarás en ellas, su objetivo es convertirse en el destino de quienes se interesan por los viejos tiempos, ciudades con plazas, teatros, tiendas, cafeterías, lugares santos, paisajes vírgenes… En definitiva, lugares con encanto que respetan las tradiciones, el gusto por lo casero y el paso natural del tiempo. Entre los principios que estas ciudades promueven, se encuentran el respeto al medioambiente y la promoción de alimentos naturales y productos artesanales. Puedes obtener más información en su web oficial





Imprescindibles

X Cambiar a la versión móvil