Estatua del Cid en Burgos © Miguel Ángel Muñoz Romero. Grupo RV Edipress

Camino del Cid: tras las aventuras de un caballero del siglo XI

¿Has oído hablar del Cantar de Mío Cid? Es un famoso poema castellano del siglo XII que cuenta la historia del legendario caballero Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. Te proponemos revivir sus aventuras de una manera divertida: haciendo un viaje a España que siga el recorrido que aparece en el propio libro. La idea es que hagas una ruta turística y cultural que te llevará por el interior y el este del país, ya que pasa por tierras de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Comunidad Valenciana.

En este itinerario te esperan lugares declarados Patrimonio Mundial; ejemplos de arte románico, mozárabe, mudéjar, islámico y gótico y más de 70 espacios naturales protegidos. Aunque en realidad son rutas de entre 50 y 300 kilómetros que se unen unas con otras, en conjunto suman 2.000 kilómetros de carreteras y 1.400 kilómetros de senderos señalizados.  Todo el Camino se divide en cinco tramos, según los diferentes episodios narrados en el poema del “Cantar del Mio Cid”. Cada uno de estos tramos podrás hacerlo a pie (mayoritariamente por senderos y caminos rurales), en bici todo terreno (también principalmente por senderos y caminos rurales), en bici de cicloturismo clásico (si eres un ciclista que prefiere el asfalto) o en coche o moto (por carreteras secundarias y algunas vías rápidas). Ten en cuenta que desde el trazado principal también parten otros pequeños recorridos temáticos. Son los llamados “anillos”, de estructura circular, que comienzan y acaban en un mismo lugar; y los “ramales”, trayectos lineales que se desvían de la ruta por motivos históricos. Si haces click en cualquiera de los 5 enlaces que aparecen justo debajo encontrarás información más detallada sobre cada uno de los tramos principales.

Camino del Cid. Primer tramo: El destierro

En el Cantar del Mío Cid se relata el destierro que sufrió el Cid en 1088, a causa del rey Alfonso VI. Acompañado de su familia y de unos pocos caballeros leales, abandonó Castilla. Esta primera parte de la ruta del Camino del Cid cubre el viaje que realizó el famoso caballero desde Vivar del Cid (Burgos) hasta la villa de Atienza (Guadalajara).   Este tramo transcurre por las provincias de Burgos, Soria y Guadalajara. Abarca 341 kilómetros por carretera y 285 kilómetros por senderos divididos en etapas. Si viajas en coche, te recomendamos realizarlo en cuatro días para visitar los sitios tranquilamente. La alternativa para caminantes duraría 15 jornadas, mientras que para los ciclistas serían cinco días. Parte de donde nació el protagonista, Vivar del Cid. Atravesarás paisajes de campos de cultivo, montañas y bosques, descubrirás ciudades y villas históricas e importantes monumentos. Para que no te pierdas nada, lo mejor es que acudas a las oficinas de turismo de cada lugar.

Lugares destacados

Burgos es uno de los sitios donde merece la pena detenerse. En su Catedral, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, descansan los restos del Cid y de su esposa, doña Jimena. No obstante, hay muchos más monumentos que ver en esta ciudad, entre otros, la Iglesia de San Nicolás o el Monasterio de las Huelgas. Más adelante, tampoco hay que perderse el Monasterio de San Pedro de Cardeña, el lugar donde el Cid dejó a su mujer y a sus hijas camino del destierro. Tras pasar por Covarrubias, puedes ir en busca de otro centro monacal imprescindible en este viaje: el Monasterio de Santo Domingo de Silos, congregación a la que el Cid donó algunas heredades. Su famoso claustro es una auténtica joya del románico. Románicas también son las iglesias de Castillejo de Robledo, con sus pinturas murales, y las de San Miguel y de Nuestra Señora del Rivero en San Esteban de Gormaz.

Antes de llegar a Gormaz, donde se encuentra el castillo califal del que fue alcaide el Cid, conviene hacer una parada en el El Burgo de Osma, para conocer su Catedral gótica y su casco histórico. Berlanga de Duero es otra población destacada de este recorrido sobre el Cid, a quien el rey Alfonso VI le concedió su señorío en 1089. Su castillo de planta renacentista o su iglesia colegiata son algunos de sus atractivos. También es interesante el punto final de este tramo, Atienza. Sus calles están repletas de casas nobles y templos románicos y góticos. Además, desde su castillo se disfruta de unas fabulosas vistas.


¿Te ha resultado útil esta información?



X Cambiar a la versión móvil

X
Spain SevillaMadridCórdobaBarcelonaMálagaValencia-ValènciaCoruña, AGranadaCáceresCastellón-CastellóLleidaLugoMurciaHuescaPontevedraBizkaiaRioja, LaCádizCantabriaAlicante-AlacantBurgosGipuzkoaToledoAlmeríaAsturiasJaénAraba-ÁlavaTarragonaHuelvaÁvilaTeruelLeónZamoraSalamancaZaragozaCiudad RealGironaSegoviaNavarraBadajozCuencaValladolidOurenseSoriaPalenciaAlbaceteGuadalajaraCanariasBaleares
X
Baleares MallorcaIbizaMenorcaFormentera
X
Canarias Gran CanariaPalma, LaLanzaroteTenerifeGomeraFuerteventura