Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Localización

Comunidad autónoma:
Cataluña

Provincia/Isla:
Barcelona

Barcelona
Tipo de ruta:
Urbana

Un paseo por Barcelona, la capital mundial del modernismo

En el centro de Barcelona, en el distrito del Eixample, los arquitectos modernistas catalanes levantaron, entre los siglos XIX y XX, diversos edificios para la burguesía de la época. Puede decirse que Puig i Cadafalch, Doménech i Montaner y el célebre Antoni Gaudí convirtieron con su trabajo y su arte a Barcelona en la capital del Mediterráneo occidental que es hoy en día.

Leer más

En esta ruta, que puede realizarse en un día y para la que sugerimos la bicicleta o el paseo a pie, nos proponemos recorrer el barrio del Eixample o Ensanche barcelonés. Se trata de una red urbana que fue diseñada por el arquitecto Ildefons Cerdà a mediados del siglo XIX, y que constituye por sí sola uno de los símbolos de la moderna capital catalana. A lo largo de sus calles y avenidas encontraremos buena parte de los edificios modernistas más emblemáticos de la ciudad.
Qué mejor lugar para comenzar nuestro paseo que en la Plaza de Catalunya, centro neurálgico de la ciudad y punto de encuentro tradicional para sus habitantes y visitantes. Muy cerca, en la calle Caspe número 48, Antoni Gaudí construyó su primer edificio residencial, destinado a una familia burguesa de fabricantes textiles: la Casa Calvet. Por la simetría, equilibrio y orden de su fachada, está considerada una de sus obras más conservadoras.
Sigamos por el Paseo de Gracia hacia arriba. Un poco más adelante, veremos, a nuestra izquierda, la llamada “Manzana de la Discordia”, tramo del paseo que agrupa de forma casi contigua (números 35, 41 y 43) tres edificios diseñados por las tres grandes figuras del modernismo catalán: la Casa Lleó Morera, de Doménech i Montaner; la Casa Amatller, de Puig i Cadafalch, y la Casa Batlló, de Gaudí.
En la esquina siguiente, a nuestra izquierda, aparece en la calle Aragón número 225 el antiguo edificio de la editorial Montaner i Simó (Doménech i Montaner), actual sede de la Fundación ‘Antoni Tàpies’.
Si continuamos por el Paseo de Gracia, a unos pocos pasos nos encontraremos (número 66) con la Casa Viuda Marfà (de Manuel Comas), y en la esquina con la calle Mallorca, con la fachada más emblemática de Barcelona: la Casa Milà, o La Pedrera, uno de los edificios más famosos de Antoni Gaudí y sin duda el más visitado del Paseo de Gracia.
Un poco más adelante, ya en la avenida Diagonal, se concentran varios edificios interesantes: las casas Comalat (Diagonal, 442; obra de Salvador Valeri) y Fuster (Paseo de Gracia, 132; obra de Doménech i Montaner), y tres obras de Puig i Cadafalch: la Casa Serra (Rambla de Catalunya, 126), el Palacio del Baró de Quadras y la Casa Terrades (o ‘Casa de les Punxes’), ambas con entrada en la avenida Diagonal (números 373 y 416-420, respectivamente).
Continuaremos por la avenida Diagonal hasta la calle Roger de Llúria. Bajaremos por ella hasta la calle Mallorca número 291 (Casa Thomas, Doménech i Montaner), y después hasta a la calle Valencia número 339 (Casa Llopis-Bofill, de Antoni Maria Gallissà, con esgrafiados de Jujol).
Tomaremos de nuevo la Diagonal hasta llegar al Paseo de Sant Joan y subiremos por él hasta el número 108, sede de la Casa Macaya (Puig i Cadafalch). A sólo dos manzanas, se alzan las imponentes torres de la Basílica de la Sagrada Familia, la obra cumbre de Gaudí y del modernismo, uno de los monumentos más visitados de toda Europa.
La ruta continúa, precisamente, por la avenida de Gaudí, con sus farolas modernistas, hasta el complejo de edificios y jardines del Hospital de la Santa Creu y de Sant Pau, de Doménech i Montaner, y último de los edificios modernistas que recorreremos por el distrito del Eixample.
Podemos completar esta ruta con la visita a otros edificios modernistas de la ciudad de Barcelona situados fuera del distrito del Eixample. Vale la pena, por ejemplo, acercarse al Palau de la Música Catalana, obra importantísima de Doménech i Montaner, restaurada y rehabilitada recientemente bajo la dirección de obras de Óscar Tusquets.
También es interesante una visita a la antigua Fábrica Casaramona, en la montaña de Montjuïc, obra de Puig i Cadafalch, reconvertida en el Centro de Exposiciones ‘CaixaForum’; o a la Casa Martí, también de Puig i Cadafalch, situada en la calle Montsió, número 3, en el barrio Gótico. En sus bajos todavía existe la legendaria taberna de Els Quatre Gats, punto de encuentro de artistas e intelectuales de aquella época.

Cerrar



Recorrido


Imprescindibles



X Cambiar a la versión móvil