Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




Localización

Comunidad autónoma:
Castilla y León

Provincia/Isla:
Valladolid

Valladolid
Tipo de ruta:
Enoturística

A la sombra del camino

El Canal de Castilla es una ambiciosa obra de ingeniería, iniciada a mediados del siglo XVIII y concluida un siglo después, fruto de la imaginación y el empeño de un puñado de ilustrados que pretendían dar salida al mar a los cereales de los campos de Castilla. Hoy en día, su uso para el regadío se complementa con el interés de visitantes y excursionistas por su oferta cultural y de naturaleza.

Leer más

La ruta que recorre el Canal de Castilla es uno de los destinos turísticos de naturaleza que mayor auge está adquiriendo en los últimos tiempos. Es una ruta con trayectos prácticamente llanos, muy indicada para disfrutarla en familia.
El Canal de Castilla se divide en tres tramos o ramales unidos: el Ramal del Sur, el Ramal de Campos y el Ramal del Norte. En total, alcanzan 207 kilómetros de longitud. Para recorrerlo se utilizan los antiguos caminos de sirga del Canal, que servían para que los animales de carga pudieran tirar con sogas de las barcazas que recorrían el canal.
Hoy en día, puede realizarse el trayecto a pie (unos 8 días, si se marcha a una media de 25-30 km por día), en bicicleta (unos 4 días, doblando el kilometraje), e incluso en piragua, para lo que hay que pedir permiso. Es aconsejable realizarla en primavera y verano: el clima es más agradable y la naturaleza que nos acompaña se encuentra en todo su esplendor.
Dos son los principales atractivos turísticos que encontraremos en nuestra ruta. En primer lugar, la fauna y la flora. Junto al Canal aparecen a menudo bosques de ribera, que nos refrescarán en verano, al igual que las charcas y humedales que conforman un ecosistema de gran valor ecológico. Su fauna es, así mismo, muy variada: aves como la garza imperial y el aguilucho lagunero, mamíferos acuáticos como la nutria y la rata de agua, reptiles y peces de todo tipo.
En segundo lugar, las construcciones, edificios y obras de ingeniería propias del Canal, que constituyen un conjunto etnográfico de notable interés y muy variado. Un ejemplo inacabable de dársenas, acueductos, esclusas, arcas y arquetas de riego, postes leguarios, viviendas de obreros, molinos y fábricas de harina, presas, puentes y almacenes.
El Ramal del Sur se inicia en la dársena de Valladolid y finaliza en El Serrón (Grijota), no muy lejos de la ciudad de Palencia. Tiene 54 kilómetros de longitud y salva un desnivel de 54 metros utilizando sus 18 esclusas. Recorre la campiña del río Pisuerga entre Valladolid y Dueñas, y la del río Carrión hasta El Serrón, atravesando los viñedos de Cigales.
A unos 2 kilómetros de El Serrón, en Calahorra de Ribas (Ribas de Campos), se encuentra el empalme entre los otros dos ramales. El Ramal de Campos, que alcanza 78 kilómetros, salva sólo 22 metros de desnivel con 7 esclusas, y tiene su final en la villa de Medina de Rioseco, en la dársena más importante de todo el Canal de Castilla. Junto a ella se encuentra la antigua Fábrica de Harina de San Antonio, reconvertida en museo.
El Ramal del Norte, que se inicia en Calahorra de Ribas, discurre hacia el norte hasta la localidad de Alar del Rey (donde se inauguraron las obras hace 260 años). Son unos 74 kilómetros y salva un desnivel de 87 metros con 24 esclusas. Son interesantes la dársena de Alar del Rey, la cuádruple esclusa de Frómista (donde se cruza con el Camino de Santiago) y la Presa del Rey en Herrera de Pisuerga, situada junto al Centro de Interpretación del Canal.
Existen tres barcos turísticos que realizan viajes y paseos organizados a través del Canal, con base en Herrera de Pisuerga, Melgar de Fernamental y Medina de Rioseco.

Cerrar



Actividades

  • Rutas en barco

Recorrido


Imprescindibles