Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies



Del mar
Tradicionalmente Galicia, con 1.200 kilómetros de costa, y un sinfín de puertos marineros ha sido una región volcada al mar, y la Pesca, una de las actividades principales de sus habitantes. Así, Vigo es hoy el principal puerto pesquero de Europa y las rías gallegas las mayores productoras de mejillones del mundo.
Las excepcionales condiciones de su costa, que alterna los acantilados más altos de Europa con las aguas plácidas de las rías, junto con la riqueza en nutrientes que atesora el océano Atlántico en estas latitudes, han conformado un ecosistema único del que se nutren los mercados gastronómicos más exquisitos. Percebes de las costas batidas por las fuertes olas atlánticas, cigalas, vieiras, centollos, nécoras, camarones, bueyes de mar y bogavantes de las rías, junto con las ostras, mejillones, berberechos, almejas, pulpo, choco, rodaballo, besugo, sardina, sargo, lubina y otras muchas clases de peces que pueblan las costas gallegas.
La experiencia secular de los marineros de Galicia ha permitido también que las lonjas de la comunidad autónoma gallega sean las mejor surtidas de especies de pescado de altura, como el atún, la merluza, el bacalao, el abadejo o el sabroso jurel.
Recetas sencillas, para productos de calidad suprema. Así es la cocina tradicional gallega, en la que lo que realmente importa es la materia prima.

De la tierra Y si la costa es rica en productos gastronómicos, el interior de Galicia no lo es menos. Pimientos con denominación, como los de Padrón, patatas de Bergantiños, grelos en toda la comunidad autónoma; Pan de Carballo y Cea y maíz. Frutos como las castañas, nueces, avellanas y almendras; sin olvidar la riqueza silvestre de las setas, los arándanos o la miel de bosque. De la huerta gallega salen platos como el caldo gallego, a base de verduras, navizas, acelgas, judías, repollo o grelos, patatas y alubias.
En Galicia, la carne de vacuno es la estrella. Se cocina muy joven, la ternera, y su nivel de máxima calidad lo alcanza con la marca Ternera gallega. De esta carne surgen cientos de recetas para preparar el exquisito solomillo, la popular carne ó caldeiro, o parte del cocido gallego. Aunque, si lo que se prefieren son las carnes de vacuno hechas, no deje de probar el buey gallego, que ha traspasado fronteras y se ha incorporado a la gastronomía de otras comunidades españolas, como la vasca.
Dentro de las carnes, el cabrito, cría de la cabra sin destetar, se prepara asado y forma parte de las mejores mesas y en las celebraciones. Además, dentro de las aves, destacan los gallos de corral, y por supuesto los capones, pollo caseros criados con esmero y una rigurosa alimentación para buenas mesas, sobre todo en Navidad.
En cuanto a los quesos, la mayoría elaborados con leche de vaca, Galicia mantiene protegidas sus denominaciones, de entre las que se pueden destacar el Tetilla, el Ulloa, el San Simón y el queso de O Cebreiro.
El lacón cocido se utiliza para elaborar el típico lacón con grelos. En las provincias del interior son muy apreciados los embutidos, de los que destaca por su originalidad la androlla o botelo, que se come cocido una vez curado al humo. Chorizos y salchichones ofrecen muy buenas calidades. Además, otras partes del cerdo se utilizan para los cocidos gallegos (panceta, morro, carne de alrededor de las vértebras, patas…).
De la tierra también proceden los vinos gallegos, acogidos a cinco Denominaciones de Origen diferentes (link con las D.O. de Vinos)
En cuanto a los licores, es conocido el aguardiente gallego, con el que se elabora la tradicional queimada (aguardiente quemado con azúcar). Licor de café, licor de guindas, y licor de hierbas.

De la tierra y también del mar Empanada: Para conjugar la tierra y el mar, los gallegos disponen de uno de los platos más versátiles que puedan existir, la empanada. Existen empanadas de costilla de cerdo, lomo de cerdo, lomo de ternera, sardinas, pulpo, bacalao con pasas, bonito…casi todo lo que usted pueda imaginar.

Restauración Galicia cuenta con 4.935 restaurantes de entre uno y cinco tenedores, perfectamente distribuidos por toda su geografía, y en los que el visitante podrá degustar toda la gama de productos gallegos con precios para todos los bolsillos. Para degustar todas las peculiaridades de la cocina gallega no deje de visitar Casa Pardo en la Coruña, Casa Solla, Casa Alfredo y la Taberna de Rotilio en la provincia de Pontevedra o Toñi Vicente, pionera de la cocina gallega moderna, en Santiago de Compostela, todos ellos calificados con dos soles en la guía CAMPSA. Además, existen cuatro asociaciones o clubs gastronómicos que agrupan a los principales chefs gallegos: .-Agrupación Xantares: Tlf: 981 610 803; Amigos da Cociña Galega: Tlf: 986 872 884; Club Gastronómico Rías Altas: Tlf: 981 234 596 y Lareira. Asociación de Restaurantes Gallegos: Tlf: 986 431 391.

X Cambiar a la versión móvil