Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies




En la costa de Pontevedra encontramos, en un relieve escarpado, las bellas playas de las Rías Baixas. Dicen que es la señal dejada por la mano de Dios al limpiarse tras haber creado el mundo.

Hacia la capital, Pontevedra, bordeando la península de Morrazo y continuando por el litoral, se encuentran recónditos lugares como las ensenadas de San Simón, Aldán y Bueu, el crucero de Hio (el más bello de todo Galicia) y, cerrando la ría, las Islas de Ons y Onza con una interesante fauna entre la que destacan los cormoranes. Combarro está a un paso de Pontevedra. Tiene uno de los conjunto de hórreos mejor conservados de todo Galicia, y también cruceiros. Cerca, en el Monasterio de Poio, reposa Santa Trahamunda, de la que se dice que cura todo tipo de sordera; y, más arriba, el de Armenteira, con aromas de leyenda que hablan de un monje que pasó 300 años encantado por el canto de un pájaro. Si se continúa bordeando la costa surge la playa de A Lanzada y O Grove, localidad famosa por sus aguas de propiedades curativas; y luego Vilanova, unida por un puente de dos kilómetros a la Isla de Arousa.



Destinos turísticos


Imprescindibles


X Cambiar a la versión móvil