Desde el mar Cantábrico hasta el Mediterráneo, la cadena montañosa de los Pirineos se alza como una inmensa barrera natural entre España y el resto del continente. Sus dominios se extienden a lo largo de 450 kilómetros de cumbres que rondan los 3.000 metros de altitud, frondosos valles y pintorescas localidades centenarias. Punto de encuentro de culturas diversas y puerta de entrada del Camino de Santiago, los Pirineos esconden innumerables tesoros por descubrir en cada una de las comunidades autónomas que lo comparten: Navarra, Aragón y Cataluña.



Destinos turísticos


X Cambiar a la versión móvil