Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies



Localización

Comunidad autónoma:
Comunidad Valenciana

Provincia/Isla:
Alicante-Alacant

Alicante-Alacant

Situada entre los cabos de San Antonio y de la Nao, Jávea es uno de los destinos turísticos más importantes de la Costa Blanca alicantina. Su casco histórico, situado a dos kilómetros de la línea de costa, esconde bellas muestras de arquitectura local, además de insignes monumentos como la iglesia de San Bartolomé, centro neurálgico de la villa. Uno de los principales atractivos de esta localidad alicantina es el que ofrece su extenso litoral. Nada menos que veinte kilómetros de arenales y recoletas calas donde se puede disfrutar del baño y practicar una gran variedad de deportes náuticos.

Leer más

Desde el Cabo de la Nao hasta la Cala Granadella, Jávea brinda al visitante veinte kilómetros de playas y calas ideales para disfrutar del sol, el mar y los deportes acuáticos. Esta localidad de la Costa Blanca alicantina muestra su lado más turístico en la zona portuaria. Además de una amplia oferta de alojamientos, restauración y ocio, el puerto permite desde practicar todo tipo de deportes náuticos, como la vela o el windsurf, hasta hacer una excursión en barco hasta Denia. La playa de El Arenal es una de las más emblemáticas del litoral de Jávea. En este lugar, junto al Canal de la Fontana, se alza el Parador de TurismoCosta Blanca”, en un enclave privilegiado a escasos metros de la playa. Entre las islas de Portixol y el Descubridor se encuentra uno de los tramos más bellos de la franja costera. Sus aguas transparentes y sus excelentes fondos marinos se convierten en escenario ideal para la práctica del buceo. Esta modalidad subacuática es también popular en Cala Granadella que, con su arena fina y dorada, es otro de los lugares más populares de la costa de Jávea. La ciudad Situado en una llanura a los pies del macizo del Montgó, el casco histórico de Jávea se desarrolló tierra adentro en torno a la iglesia fortaleza de San Bartolomé, un bello ejemplo del gótico isabelino surgido como defensa frente a los asaltos de piratas. En las calles del casco antiguo llaman la atención del visitante los abundantes ejemplos de arquitectura típica, presente en elementos tales como las rejas de las casas y dinteles de piedra “tosca”. Otra de las citas obligadas dentro del recorrido por el centro de la ciudad es la visita al Museo Arqueológico y Etnográfico, donde es posible conocer el pasado de la localidad. Mientras, en la zona portuaria merece la pena acercarse hasta la iglesia de Nuestra Señora de Loreto, que asemeja la quilla de un barco. Gastronomía, fiestas y alrededores Jávea basa su gastronomía en los alimentos propios de la dieta mediterránea. Como es común al resto de localidades valencianas, el producto estrella es el arroz. La paella es quizá la receta más conocida, pero aquí se sirve con alubias y nabos o al horno. El pescado de la zona llega a la mesa tanto guisado o frito como en caldo. El ajo y el aceite es la base de la emblemática salsa ali-oli, que acompaña a numerosos platos. La almendra, las pasas, los higos y las naranjas son los frutos más típicos de esta zona y se incluyen normalmente en los postres alicantinos. Tartas de almendra, turrones y helados son algunos de los más apetecibles. Como acompañamiento, Jávea ofrece vinos de la Denominación de Origen de Alicante, misteleta (vino dulce) y horchata (refresco de chufas). En cuanto al calendario festivo de Jávea, esta localidad celebra el 16 de julio las fiestas de la Virgen del Carmen. Unos días después, el penúltimo fin de semana del mes, tiene lugar la fiesta de Moros y Cristianos. Los alrededores de Jávea ofrecen numerosas posibilidades. Los faros y la Reserva Natural Marina del Cabo de San Antonio son excelentes excursiones para los amantes del medio natural. Visita que puede continuar en el Parque Natural del Montgó, lugar en el que los perfiles montañosos se precipitan al Mediterráneo creando sugerentes acantilados. También es posible visitar atractivas localidades como Denia, capital de la Marina Alta. Al otro lado del cabo de la Nao surge Teulada. Por su parte, junto al Parque Natural del Peñón de Ifach se instala Calpe, armoniosa ciudad que ha sabido conjugar la conservación de su patrimonio monumental con las infraestructuras turísticas. Otra interesante villa monumental en plena Costa Blanca es Villajoyosa, capital de la Marina Baja. Y atravesando la Sierra de Aitana, el interior septentrional nos depara un recorrido por Cocentaina, importante núcleo medieval de casas con cerámicas y calles árabes. La montaña alicantina nos ofrece también la posibilidad de recorrer el Parque Natural del Carracal de la Font Roja, de abruptos relieves en la cara norte, y la población de Alcoy/Alcoi, en cuyo casco medieval se revive cada año la fiesta de “Moros y Cristianos”, declarada de Interés Turístico Internacional.  

Cerrar




Imprescindibles



Mapa/Localización