Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies



Parque Nacional de Doñana

Un pequeño continente

España: un país de gran riqueza paisajística y geográfica muy variada.

España esta geográficamente dividida en territorios muy diversos. La altitud media es elevada, unos 660 metros, es decir, el doble que la media europea, siendo sus cumbres más altas el Teide (3.718 metros), en la isla de Tenerife; el Mulhacén (3.478 m), en Granada; y el Aneto (3.404 m), en los Pirineos. Las costas presentan perfiles muy diversos al pertenecer a sistemas climáticos diferentes y estar bañadas por distintos mares y océanos. La estructura general de la Península podría describirse del siguiente modo. Una gran altiplanicie central (la Meseta castellana) escalonada en dos submesetas (norte y sur) y fraccionada por los sistemas montañosos Central y Montes de Toledo. Esta Meseta queda circunvalada por otras estructuras montañosas en su periferia: el macizo Galaico, la cordillera Cantábrica, el sistema Ibérico y Sierra Morena. Tres sistemas exteriores terminan de dar forma a la estructura montañosa de la Península; son las cordilleras Pirenaica, Bética y Catalana. En cuanto a las Islas Canarias, es la región con más longitud de costas (1.546km) y sus tierras se alzan sobre acumulaciones volcánicas. Las Baleares, por su parte, poseen un variado relieve en el que destacan la sierra de Tramuntana de Mallorca, las tierras bajas de la isla de Menorca -donde no se superan los 300 metros de altitud, excepto en El Toro (con 357 m)- o los relieves poco acusados de Ibiza, donde las máximas alturas son Sa Talaiassa (475 m) o el Puig Gros (415 m).

X Cambiar a la versión móvil